Campaña para prevenir el cáncer de cuello uterino

Alvear sigue por arriba de la media provincial en casos de cáncer en mujeres.

El sistema de salud público en General Alvear puso en marcha una campaña destinada a prevenir el cáncer de cuello uterino. Esta enfermedad es la segunda más frecuente en mujeres jóvenes, detrás del cáncer de mama.

La importancia de la campaña que está orientada a toda la comunidad pero principalmente a las mujeres sin cobertura de obra social, está definida por la estadística. Al igual que en 2016, General Alvear ocupa tristemente los primeros puestos en Mendoza en casos de cáncer en mujeres.

“Alvear está en tercer lugar, somos uno de los departamentos que más casos tenemos, estamos por arriba de la media provincial. La situación es de suma importancia pero hay que tener en cuenta que es una enfermedad que se puede prevenir y si se toma a tiempo se puede curar definitivamente”, dijo la doctora Marcela Martín, encargada del Programa Provincial de Prevención de Cáncer de Cuello Uterino en el Sur.

Por eso desde el pasado lunes en todos los centros de salud del departamento y el hospital Enfermeros Argentinos se atenderán a las damas que se acerquen para realizar el estudio que permite detectar la presencia del virus que desencadena la enfermedad, sin necesidad de solicitar un turno.

“Se va a atender a todas las mujeres que quieran realizarse el PAP pero si la demanda es demasiado grande lo que se va a hacer es pasarlas para otro día o la semana que viene. Nadie se va a quedar sin poder hacerse el PAP, además es algo que se hace habitualmente pero en esta semana en particular intensificamos el trabajo para crear conciencia”, dijo Martín.

El cáncer de cuello de útero se produce por un crecimiento anormal de las células pero a diferencia de otros tipos de cáncer, el principal factor de riesgo se encuentra en la infección por el virus del papiloma humano (VPH).

La población está en contacto con ese virus en algún momento de su vida, se transmite por las relaciones sexuales, pero en general desaparece con el tiempo. En esa minoría que permanece, el virus sigue infectando, causa lesiones y termina en un cáncer. Pueden pasar 10 años hasta que se desata el cáncer.

“Al ser una enfermedad de origen viral, esa es la ventaja, porque podemos descubrir el virus con un simple PAP y actuar antes de que se produzca el cáncer”, insistió la doctora.

PAP gratuito

A tener en cuenta

Se recomienda que se realicen un Pap o el Test de VPH las mujeres a partir de los 25 años, en especial aquellas entre 35 y 64 años.

Comentarios
Share


Recibe noticias en tú e-mail

Registrate con tú e-mail para recibir a diario las últimas noticias de alveardiario.com