Crean una escultura en honor una poesía alvearense

“La niña de la compuerta” es una poseía que escribió Rubén Antolín y que Anselmo de Mendoza la transformó en una tonada.

La Cooperativa eléctrica Cecsagal, a través de su fundación, inauguró la escultura denominada “La niña de la compuerta”. Se trata de una obra que realizó la artista Leticia Rossi en base a una poesía que en los años 90 escribió el fallecido escritor Rubén Antolín y que Anselmo de Mendoza le puso música para crear una reconocida tonada.

La fundación Cecsagal lanzó meses atrás un concurso cultural y la ganadora fue la artista Leticia Rossi con la idea de esta escultura que fue colocada en el kilómetro cero de ciudad

“La niña de la compuerta” es una historia imaginaria pero relacionada a una niña de 15 años. Anselmo de Mendoza, músico y compositor cuyano le puso melodía a la poesía y así se fue gestando la idea de acariciar en nuestro Km 0 esta poesía con tonada alvearense.

La historia de la poesía narra acerca de una niña que un día a la siesta estaba refrescándose precisamente en una compuerta, artefacto que se usa para regular y compartir el agua de riego desde un canal o acequia. En ese lugar hubo un romance espontaneo e inmediato, “el amor tendió su manto” dice la poesía, y al año o al verano siguiente, el joven que personifica la poesía encuentra a la niña con un hijo.

La artista Leticia Rossi manifestó: “estoy muy emocionada por poder expresarme a través de mi trabajo en mi propio pueblo, espero que se hagan muchas más obras en los espacios públicos”.

La artista contó que trabajo con paciencia y dedicación bajo la técnica llamada vaciada en cemento “la elegí porque es resistente al intemperie, tenemos que tener en cuenta que el arte es para reflexionar”, culminó.

Comentarios
Share


Recibe noticias en tú e-mail

Registrate con tú e-mail para recibir a diario las últimas noticias de alveardiario.com