Dieron a conocer las carreras prioritarias en los terciarios

La DGE determinó, de cara al ciclo lectivo 2019, cuáles son los estudios superiores que tendrán mayor salida laboral.

La Dirección General de Escuelas informó, según mostró el Diario Los Andes, cuáles serán las carreras prioritarias de formación docente y técnicas, que se encuentran enmarcadas en el Plan de Mejoras para la Educación Superior para el ciclo lectivo 2019, tanto de gestión estatal como privadas. Entre ellas aparecen maestro de primaria, Matemática, Física, Química o Educación Especial, entre otros, dejando de lado otras como Educación Física o Nivel Inicial.

El plan quedó explicitado en el decreto 530/18 que hace unos días fue complementado con la resolución 2010 que indica qué carreras son consideradas imprescindibles. El director General de Escuelas, Jaime Correas, sostuvo que se está avanzando en mejorar la calidad educativa del nivel y confirmó que no hay cierre de ningún instituto ni discontinuidad de carreras para aquellas que están en marcha.

“El sistema se está ordenando y está más fuerte que nunca. Por primera vez se buscó información concreta, por eso le podemos decir a los estudiantes qué demanda van a tener a futuro”, remarcó el titular de la DGE.

La coordinadora General de Educación Superior, Emma Cunietti, enumeró las carreras prioritarias y explicó que en formación técnica se pidió información a otros ministerios y se realizó una estadística y con respecto a las carreras docentes se verificó cuáles son las áreas que se están pidiendo más vacancias.

“Con distintas bases de datos provinciales y nacionales y con la carga hecha en Mendoza, pudimos observar la cantidad de docentes que se están por jubilar y otros indicadores sobre títulos docentes. Con estos datos vemos en qué zonas se necesitan más profesores y qué perfiles. Pudimos ver que tenemos muchas más personas con títulos que las necesidades del sistema. Una oferta prioritaria será la que necesite realmente el sistema”, indicó Cunietti.

Ejemplificó que si hay dos institutos de gestión privada que tienen subsidio 100% como educación física o el profesorado de nivel inicial los subsidios carecen de sentido. “Necesitamos maestros que se reciban, pero de lo que se necesita”, estimó.

Las carreras prioritarias

Entonces, según la DGE las carreras prioritarias en formación docente son: Profesorado de Inglés, Profesorado de Enseñanza Primaria, Profesorado de Matemática, Profesorado de Física, Profesorado de Química y Profesorado de Educación Especial.

Respecto de las carreras prioritarias en formación técnico profesional, la DGE indicó que se consideran aquellas como: Enfermería, Nuevas Tecnologías, Minería, Petróleo y Gas, Construcciones y aquellas relacionadas con el planeamiento estratégico de las regiones.
Entre las que no se encuentran como prioritarias aparecen las de maestro Nivel Inicial, Historia, Educación Física y Tecnologías de la Información y la Comunicación. “Los primeros tres están saturados, los otros como los relacionados con las artes visuales, no. Saturación quiere decir que hay más gente con bonos de puntaje que cargos reales. Decir esto es nuestra obligación. No es que estemos en contra de una carrera”, aclaró Cunietti.

El sistema
Estas carreras fueron elegidas a partir de un sistema que se llama Plafod, que permite a las provincias planificar la oferta de formación inicial docente en función de las necesidades de cada sistema educativo jurisdiccional. Esta herramienta aporta información actualizada y estimaciones sobre las áreas críticas a cubrir.

Se nutre de tres bases de datos nacionales (Indec, Diniece y universidades) sumado a tres bases de datos provinciales: planta orgánica nominal, orden de mérito y sistema de gestión de Mendoza. A partir de estas bases se obtiene información demográfica, de matrícula, de egresados universitarios, de carreras docentes, de puestos docentes provinciales y de aspirantes inscriptos provinciales.

Con los datos que provee el sistema se pueden detectar vacancias por categoría de título, por jubilaciones, por crecimiento poblacional, por compromisos (asumidos por creaciones de cargos, por ejemplo.

También arroja información sobre oferta de reserva y disponibilidad de egresados provenientes de institutos de formación docente y de carreras docentes dependientes de la universidad.

Cunietti añadió: “Hemos detectado que hay mucha gente dando clases sin tener título 1. Eso nos sirve para entender que no hace falta crear un profesorado de física sino crear una certificación docente para personas con título de base”.

Crítica de docentes y alumnos

Muchos docentes pertenecientes a carreras “no prioritarias”, señalaron su preocupación por su futuro. Lo mismo hicieron aquellos estudiantes que están cursando estas carreras. Al respecto desde el gobierno informaron que no se cerrarán escuelas ni aulas satélites.

Aclararon que en caso de no abrirse una nueva cohorte o que una oferta no se continúe por falta de alumnos, los docentes serán reasignados. Indicaron que los Institutos de Educación Superior seguirán recibiendo subsidios siempre que sean considerados prioritarios.

Anabel Jara, docente del IES 9001, está en contra de la elección de carreras prioritarias, porque no está claro cómo ha sido el criterio adoptado. “¿Prioritarias para quiénes?, ¿para el Estado?, ¿por la necesidad de ajustes estructurales?”, se pregunta la docente que lleva 11 años ejerciendo. Cree que el gobierno más allá de la propuesta va a proceder con el plan aun con el desacuerdo de los trabajadores.

“Las reasignaciones no son reales. Ya lo hemos experimentado. En el caso del IES, por ejemplo, hay 450 trabajadores y de ellos 200 son suplentes que trabajan en nivel inicial, en el profesorado de historia o de TIC. Ninguno de ellos va a ser reasignado porque la resolución explica que solo serán reubicados aquellos que sean titulares”, aseguró Jara.

Paula Ciotti, estudiante de Comunicación Social y consejera directiva del IES 9015 del Valle de Uco opinó que estas medidas no son nuevas ni sorpresivas. “No creemos que las carreras deban someterse a criterios de oferta y demanda en un mercado en el que no creemos. No se puede hablar de invertir en educación como si fuésemos números”.

Rubén Sindoni, profesor de Educación Física aseguró que en el fondo se trata de un ajuste. “No sobramos. Lo que falta es que el Estado genere las horas adecuadas para que la Educación Física se de en condiciones”.

Fuente: Diario Los Andes

Comentarios