Imputan por coacción a Fonzalida, el ex jefe de Anses

Esto se da después de que apareciera un video golpeando a una empleada de su empresa

A pesar de que las imágenes de un video donde Julio Fonzalida golpea a su empleada generaron rechazo social, además del desplazamiento del funcionario de Anses y conmoción política en General Alvear por tratarse de un conocido dirigente radical, la Justicia sólo pudo imputarlo hoy por coacción.

Esto se explica por varios elementos que jugaron a favor del acusado: la mujer sólo denunció puntualmente el episodio y aportó el video casi dos meses después del hecho, lo cual (para la justicia) impidió constatar las lesiones.

Además, este tipo de agresiones, como todos los casos de lesiones, se enmarcan en lo que se conoce como “delitos de resultado”, donde es necesario acreditar jurídicamente la lesión mediante una constatación clínica que la víctima jamás realizó. Con el tiempo transcurrido, ya era imposible materialmente verificar si el agresor provocó un daño.

Sin embargo, Fonzalida no queda impune porque la fiscal Ivana Verdún halló en el relato de la víctima una punta desde donde abrir una causa al violento funcionario. Es que la mujer narró que tras aquel episodio, salió a buscar trabajo y narró a una persona las razones por las que se iba de la empresa de Fonzalida: puntualmente el episodio filmado por las cámaras de seguridad. Esto habría llegado a oídos de Fonzalida (la referencia que hizo la víctima del video) y habría sido allí donde este le habría indicado a la mujer que si la filmación salía a la luz iba a provocarle un daño “donde más te duele”.

“Ella entendió que se refería a sus hijos”, dijo una fuente vinculada a la investigación.

Este fue el elemento del que se tomó la fiscal para citarlo este mediodía a Fonzalida y notificarlo de la imputación que abrió la causa en su contra.

Ciertamente, ya la semana pasada Verdún había intentado imputarlo, pero tras la difusión pública del video de la agresión, Fonzalida sufrió una descompensación y estuvo internado unas horas en terapia, a partir de que su estado de salud es delicado desde que una cirugía cardíaca a la que fuera sometido hace unos meses.

Ahora bien, el futuro judicial de Fonzalida no sólo dependería de los elementos probatorios relacionados con el delito de coacción, ya que la magistrada estaría desarrollando una investigación paralela tendiente a establecer si a partir de las consecuencias generadas por la agresión a esa mujer, el imputado es pasible de recibir una acusación adicional que agrave su situación procesal.

Por ahora, Fonzalida sólo arriesga un eventual pena establecida en CP de 2 a 4 años de prisión para el caso de confirmarse la coacción.

Fuente: Sitio Andino

Comentarios
Share


Recibe noticias en tú e-mail

Registrate con tú e-mail para recibir a diario las últimas noticias de alveardiario.com