Javier López: Una temporada “triste y desalentadora”

El productor definió como se está llevando adelante la cosecha, donde la producción tiene un escaso valor. Difícil panorama del pequeño y mediano productor

Los productores están cursando por una temporada difícil. Este año el factor climático no terminó con las esperanzas de cosecha y es el precio de la fruta que refleja, sobre todo, la situación económica del pequeño y mediano productor.

Javi López, productor y presidente de la Específica de Agricultura de la Cámara de Comercio manifestó su preocupación al hablar de esta temporada y aseguró que la misma es “triste y desalentadora”.

“Quienes tienen la agricultura armada no le va ir tan mal, pero quienes están fuera del sistema, que no están integrados… ese productor este año va a tener el golpe de gracia”, afirmó.

López argumentó sus dichos exponiendo que el kilo de damasco se pagó $ 2 y $1,80 el durazno y $1,40 es el costo de cosecha y acarreo, “ese productor está en estado de quiebra, queremos políticas de inserción y previsibilidad hacia el futuro, cuando no es la piedra es la helada y cuando hay fruta esta es la realidad”.

El censo agropecuario que realizó la comuna marcó a las claras el deterioro que hay en el oasis sur, “todo la fruta se queda en las plantas por que no se puede levantar, la mitad de la ciruela también se va quedar en las plantas, porque hoy la ciruela es de un mercado incierto porque tiene que ser bien zarandeada y tiene que tener un gran tamaño, creo que el estado de la producción es lamentable”, vaticinó.

Para López desde hace mucho tiempo faltan políticas de estado, “si no tenemos políticas de estado que nos marque un camino, es imposible que podamos ser competitivos, la inflación es galopante, no se puede competir con Chile que tiene una inflación de 2% y nosotros por encima del 20%, no se puede hacer ni un análisis estamos fuera del sistema, es claro”.

Dijo también que lo único que saben es el costo de producción que tiene y no el precio de venta. Pidió que el dólar para las economías regionales tendría que ser diferenciado, con leyes como la de las inversiones mineras. “Si no tenemos un paragua de esa naturaleza es imposible que podamos seguir, es un deterioro de las malas políticas nacionales, tanto del gobierno que se fue como el que está, que al parecer no le interesamos. Todo esto tiene fecha de vencimiento y si no vayan a ver como están las fincas, es la realidad y hay que decirla y la única forma que tenemos de darlo vuelta es que los agricultores no unamos, es una lucha cuerpo a cuerpo espalda con espalda, si no esto va cada día peor”.

Al final Javier López sostuvo que la solución tiene que ser global, “el gobierno local y el provincial no pueden hacer más de lo que hacen; es el gobierno nacional quién tiene que decidir que va hacer con las economías regionales y obrar en consecuencia”, concluyó.

Comentarios