“Llego bien del bocho”

Juan Carlos el “Cotón” Reveco está haciendo una gran preparación de cara a la eliminatoria mundialista que sostendrá frente al tailandés, Kimgrich Nantapeche, el 8 de setiembre en General Alvear.

En la compañía de un viejo amigo de otros momentos de entrenamientos, Juan Carlos Reveco (38-3-0; 19 nocauts), en estos días entrena sin pausa junto a Lucas Fernández, quien ha venido a Mendoza a darle una mano a Cotón en su preparación para su pelea eliminatoria mundialista mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) frente al tailandés Komgrich Nantapech (22-4-0; 15 nocauts) y que tendrá lugar el 8 de setiembre en el Polideportivo Deportistas Alvearenses de General Alvear.

Si bien su rostro está marcado por cierto cansancio debido a los entrenamientos y los exigentes guanteos, su mirada denota mucho brillo.

“Estoy muy bien, me siento realmente contento”, dispara Reveco, mientras el profe Pablo Stahringer les marca el tiempo entre round y round a Cotón, Luquitas y a Ariel Cuello, entrenador del mendocino, en el gimnasio ubicado en Elpidio González y Urquiza, de Dorrego.

Cada golpe que lanza Cotón durante los manopleos con Cuello suenan firme, se nota la intensidad del trabajo. Se lo observa sólido.
Tras las dos horas de práctica, el púgil habló de su rival, del cuerpo técnico, del trabajo que está realizando, de la fastidiosa dieta de los boxeadores y de su amigo Mario Cozzolino.

“Ha sido una semana dura, pero clave con muy buenos guanteos con Fernández y el Yoni (Jonathan Barros), la verdad que ha sido un gran trabajo. Excelente para mí”, desliza, el ex dos veces campeón mundial.

– ¿Volvió Yoni a entrenar?

-Yoni me estuvo ayudando algunos rounds y me vino a dar una mano porque nos queda dos semanas de guanteos, pero no son con tanta intensidad y la última semana más, es para mantener la distancia principalmente

-¿Qué has visto de Nantapech?

– Es un rival frontal y fuerte, es el típico boxeador asiático que va para adelante. Trabaja mucho con el cros y la mano derecha la tiene muy peligrosa y se para bien cerradito en la guardia. Con Luquitas (Fernández) hemos trabajado mucho ese tema, porque es similar su estilo.

También estuvo entrenando Fernando Martínez, de la Selección Argentina, Matías Papa y Franquito Bracamonte y los chicos de Junín.

– Estuvieron yendo a entrenar a San Juan.

– Sí, fuimos a San Juan al inicio de los guanteos a trabajar con Mauricio Muñoz e hicimos muchos rounds.

– ¿Digamos que has tenido un trabajo muy intenso?

– La verdad me siento muy bien. Llego muy bien del bocho, motivado y esperando el día de la pelea. Sé que no tengo que desaprovechar esta oportunidad porque en un unos días más (el jueves) cumplo 34 años, estamos al límite.

– ¿Estas haciendo algún trabajo especial con la dieta, por el tema del peso?

– Sí, estoy yendo al doctor Martín Fraccaro y estamos firmes con eso. Esta semana me tengo que pesar y vamos hacer una prueba piloto de deshidratación, para ver cuánto bajo en líquidos y cuánto me queda de grasas.

-Se te ve muy sólido

– En la parte física estamos trabajando con Pablo Stahringer, desde cuando Yoni (Barros) comenzó a prepararse para la pelea por el título mundial. Lo acompañé toda la preparación. Hemos laburado mucho la explosividad y potencia, que es lo que vamos a necesitar el día 8 de setiembre para este rival.

-¿Cómo estás con el peso a tres semanas?

– Bien, nunca he estado más de tres kilos y medio arriba de la categoría, desde hace tiempo, pero ahora queremos ajustar un poquito, por eso la prueba de deshidratación

-Tenés ayuda en ese tema de la dieta.

– La verdad que Ale (su esposa Alejandra) es una genia y se poné la camiseta. Ella me acompaña mucho en todo porque sino estaría al horno; me cocina, se lleva a Nico (su hijo) a almorzar o cenar a otro lado para que no me tiente con las comidas. Es un amor.

-Hay mucho respaldo por lo visto para esta pelea.

– Sí, es mucha la gente que siempre está cerca y ayuda, como Ernesto Naveira, Marito Cozzolino, que me lleva al médico y me paga la consulta. Va para aquí y para allá. Está en todas Mario.

– Le pone el pecho a tus sueños Cozzolino.

– Sí, la verdad que sí, lo quiero un montón. No sé si es mi hermano mayor o mi padre, es un divino lo quiero y lo respeto mucho. Me acompaña en este momento importante de mi carrera. Hizo los contactos en General Alvear y armó todo. Él insistió en que volviera a pelear.

– Cuando no sabías si ibas a seguir boxeando.

– Sí, estaba en un momento crítico de mi carrera, ya no quería entrenar ni cuidarme tanto, tuvimos una charla muy bonita y me dijo: “si vos seguís boxeando yo te acompaño en lo que sea. Y el Gordo está ahí, firme conmigo. Es un roble. Desde entonces me han ido apareciendo estas cosas bonitas, como la eliminatoria mundial. ¿Cómo no voy a estar motivado y querer estar otra vez en los primeros planos?

– Son años de privarse de muchos momentos, comidas…

– Es lo que más te cansa y te hace bajar los brazos; cuidarse tanto, deshidratarse los últimos días, estar con todos los cuidados en tu casa, de mal humor y esas son las cosas que cansan y aburren después de muchos años. Pelear con el peso, después de tanto años llega un momento que te jode.

– Has cambiado de cuerpo técnico en un par de ocasiones y siempre estuviste a gusto¿Hoy parece uno de esos buenos momentos?.

– Estoy cómodo y muy bien, con el profe Stahringer, que es un señor, me acompaña y me mantiene la cabeza muy tranquila. Al igual que con Ariel Cuello, es una persona que te entiende, te escucha. Terminamos siendo amigos después del ring, pero en el gimnasio es el enemigo, como debe ser. La verdad, estoy súper cómodo con el equipo.

– En Alvear siempre te fue relativamente bien

– Esta será mi tercera presentación y me gusta mucho ir a Alvear, porque las dos veces que fui a pelear la gente me acompañó y me hicieron sentir como si estuviera en mi casa. El aliento del público fue espectacular.

– Molestias en lo físico o algún contratiempo.

– En lo físico estoy impecable, me siento firme. Con los chicos que he guanteado me dijeron que me han visto muy bien. Me siento muy bien, rápido y firme.

Cotón Reveco reconoce que no llega solo a estas instancias, más allá el sacrificio es de él y el que estará solito frente a Nantapech la noche del 8 de setiembre. Mientras sueña volver a los primeros planos agradeció el apoyo “ de Jorge Vergara (intendente de Malargüe), de Roxana Martínez ( directora de deportes) y Carlos Vázquez (secretario de gobierno), por el aguante y el apoyo constante que me brindan.

Cómo por supuesto a Andrés Nieto y Daniel Mangioni y todos los que me respaldan”, concluyó.

Ariel Cuello: “Es muy respetuoso”

Ariel Cuello, es el actual entrenador de Reveco, y en General Alvear tendrá la tercera presentación en el rincón de Cotón, desde que decidió elegirlo. Para DT, sin dudas que la eliminatoria mundial frente a Nantapech, es su momento más trascendente junto a un púgil profesional.

En la práctica se los ve bien ensamblados: “Esta muy bien Cotón, fuerte,veloz y potente. Hemos trabajado con el doctor Fra ccaro, que nos ha ayudado mucho con estudios muy profundos e importantes que permiten entrenar bien. Como es importante el guanteo con Lucas (Fernández), nos dio una mano Yoni (Jonathan Barros), Fernando Martínez y los chicos de Junín, a quienes agradezco.

-Será tu tercera presentación con el Cotón

-Vamos creciendo. Al lado de Cotón se aprende de su gran experiencia. Aprendo mucho con él y cada vez nos amalgamamos más, nos tenemos más confianza y trabajamos mejor. Sin duda vamos mejorando.En el equipo no hay lugar para la soberbia y la vanidad. En ese sentido, Reveco es muy respetuoso, llega al gimnasio y hace lo que uno ha planificado, por ahí hace una sugerencia, pero no altera nada.

Es una persona muy, pero muy respetuosa de todos.

– Cómo están para el 8.

-Es boxeo y puede pasar cualquier cosa, pero él está entrenado para ganar. Va tomando confianza y va volviendo a ser un grande, si lo comparamos con la pelea de Diego Pichardo, en ese momento era un boxeador retirado, y Pichardo hizo una buena pelea. Hoy está muy feliz y conforme.

-El rival.

-Es un boxeador duro, frontal y aguerrido, hay que tener cuidado, por algo es el N° 2 de mundo,pero Cotón, también es un rival de respeto.

Fernández: “Lo veo mucho mejor, muy tranquilo”

El rosarino Lucas Fernández, es un mosca con una importante proyección a nivel nacional, que ha venido a Mendoza a darle una mano Cotón Reveco con los guanteos de cara a la pelea con Nantapech. Hace poco tiempo firmó con la promotora Universo Promotion de Puerto Rico, donde buscará continuar su carrera como profesional.

”He firmado con esa promotora y la idea es hacer un par de peleas en Puerto Rico y luego por la costa de Estados Unidos, un tema que está demorado por un problema de la visa, que es de trabajo”, dijo.

El púgil santafesino respecto a la preparación de Cotón sostuvo que: “Lo veo muy bien, está fuerte, esta rápido y muy vivo. sinceramente lo veo mejor que para otras peleas. A Cotón lo ayudé en los dos combates frente a Ioka (Kazuto) – con quien Reveco perdió el título mundial mosca AMB- en la primera estaba bien y en la segunda muy pendiente que tenía que ganar por nocaut sino no ganaba.

Creo que eso fue un factor importante psicológico que le jugó en contra . Esta vez lo noto muy tranquilo. muy bien en los guanteos con mucha variedad de sparring. Vamos a entrar en la tercera semana de trabajo” sostuvo.

En un mes más Luquitas Fernández combatirá en Puerto Rico y sin lugar a dudas su trabajo con Reveco a él también lo beneficia. “Uf! ¿Trabajar con Cotón?, para mí es un salto de calidad, cada guanteo es superarse. La última pelea que tuve fue en octubre del año pasado en Rosario, donde pelee con Tortita Farías y tuve la suerte de ganar por nocaut”,destacó.

Por Sergio Faria/Mas Deportes/Diario Los Andes

Comentarios
Share


Recibe noticias en tú e-mail

Registrate con tú e-mail para recibir a diario las últimas noticias de alveardiario.com