¿Los robots nos entregarán la comida en el futuro?

La tecnología está copando cada vez más espacios de nuestras vidas, desde mayordomos robot que nos organizan la agenda, hasta una suerte de “chef autómatas” que pican los alimentos, los condimentan y hasta cocinan. Los avances parecen no tener límites y la industria también está evolucionando tras estos avances, logrando automatizar muchos procesos que antes requerían de empleados.

Muchas de las líneas de producción de alimentos del mundo son automáticas, reservando la tarea de los humanos al control de calidad y otros aspectos de la industria que requieren razonamiento. Pero la tecnología no está demasiado lejos de alcanzar esos parámetros, ya que se están desarrollando robots capaces de entender las necesidades de las personas de acuerdo a lo que se les exprese.

En el caso de la medicina, existen investigadores que se encuentran trabajando en un modelo de robot que recibe a los pacientes, los diagnostica y los envía al especialista adecuado. Para esto, mide la temperatura corporal, chequea presión y hasta la frecuencia cardíaca en cuestión de minutos. Estos avances podrían acelerar, y mucho, los tiempos de los hospitales, aprovechando mejor a los especialistas y ahorrando las largas esperas por las que pasan algunos pacientes.

Otro caso emblemático es el de una conocida cadena de comida rápida que tras una larga protesta de sus empleados decidió reemplazarlos por un robot. Esta máquina le da la bienvenida a los usuarios, les pregunta por su día y al mismo tiempo procesa su orden, guarda registro de los visitantes para sugerirles comida la próxima vez que visiten el restaurante, y hasta tienen dispensers de alcohol en gel para evitar contaminar la comida con las manos.

En términos hogareños, los electrodomésticos están avanzando cada vez más, por lo que requieren poca o nula atención de los usuarios. Muchos optan por llamarlos utensilios robóticos, ya que a veces es cuestión de llenarlos de los productos que queremos cocinar, seleccionar la función y olvidarse, para luego ser seducido por el aroma del pan listo, tan solo algunos minutos después.

Los celulares no se quedan atrás, ya que las aplicaciones permiten por ejemplo coordinar una dieta a lo largo de una semana, realizando recordatorios en el caso que no tengamos la suficiente cantidad de insumos en la cocina. Algunas son capaces de evaluar la condición de los usuarios y recomendar un cambio en los hábitos de consumo, tal como si fuesen un verdadero nutricionista.

La industria del delivery también ha mostrado nuevos adelantos y, empresas como Domino y Starship Technologies, están incursionando en la entrega de comida a domicilio a través de vehículos no tripulados, mejor conocidos como drones. Es que la gente está buscando tener el mejor servicio sin tener que realizar demasiados pasos, desde las aplicaciones hasta los robots que nos toman el pedido. Es por eso que sitios como PedidosYa triunfan en el mercado, ya que nos hacen la vida realmente más sencilla. Eventualmente los drones repartidores llegarán a la Argentina, y no podemos pensar nada mejor que estar en casa esperando que llegue la comida volando. ¿Faltará mucho?

Comentarios