Marcolini sobre La Pampa: “Les conviene mantener el conflicto”

“Las posturas son irreconciliables”, expresó Walther Marcolini sobre el conflicto que mantienen Mendoza y La Pampa por el agua del río Atuel. Si bien se postergó la negociación hasta el 20 de febrero -luego de que venciera el 14-, todo indica que será la Corte Suprema quien termine impartiendo justicia en el pleito.

La presentación de la reina departamental de la Vendimia en la Casa de General Alvear en Mendoza contó con la presencia del jefe comunal quien dispuso de unos minutos para dialogar con Sitio Andino y explayarse sobre “la falta de voluntad de La Pampa en buscar soluciones reales”.

“La Pampa ha hecho un método holístico para medir caudales a medias porque nunca tuvo en cuenta al oasis mendocino, a los productores ni a la sociedad mendocina; que ni consultó, tampoco, a organismos públicos como Irrigación e inspecciones de cauce”, criticó.

La discusión se suscita en el módulo de agua que piden los pampeanos por el río Atuel, pero que “no existe en la realidad por la tremenda crisis hídrica que tenemos, con un problema de cambio climático que no se va a revertir”, explicó el intendente alvearense. Aclaró también que esta emergencia ha provocado “una retracción importante, una disminución de caudal anual y estamos muy lejos de poder atender el regadío del oasis sur”.

Las obras en cuestión también son un inconveniente porque “se puede entregar agua cuando hayan obras y hay 120 días hábiles hasta el 29 de junio para que las dos provincias se pongan de acuerdo, algo que va a ser dificultoso”, advirtió.

“(Carlos) Verna y muchos funcionarios de La Pampa se niegan sistemáticamente a encontrar soluciones reales porque les conviene el conflicto. Se oponen a Portezuelo del Viento y al trasvase del Río Grande al Río Atuel, que es la única obra que puede garantizar que el oasis sur tenga agua. Hoy se riega cada 15 días en vez de cada 8, y se ha generado una destrucción del oasis muy fuerte para nosotros”, expresó Marcolini.

“No hay razón de ser para extrapolar un conflicto que con voluntad política se puede solucionar y me consta que Alfredo Cornejo la tiene”, afirmó.

El fallo, una instancia que también preocupa

Walther Marcolini confía en el método hidrológico que propone Mendoza, aunque “está la preocupación” de un fallo en contra. “Espero que la Corte estudie en profundidad y mande a realizar las obras”, anhela.

La excelente relación entre el gobierno nacional y provincial son una ventaja en esta situación porque es “muy bueno” que la Nación haya entendido que “este conflicto que se generó cuando el Estado nacional construyó los Nihuiles”.

“La Nación manifestó la voluntad de que el trasvase sea una solución definitiva y creo que va a premiar la racionalidad, siempre vamos a hacer un llamado para que eso ocurra”, finalizó.

Comentarios