Mendoza y La Pampa fijaron plazos sobre el río Atuel

La Casa Rosada se convirtió en la sede del primer encuentro entre el gobernador Alfredo Cornejo y su par de La Pampa, Carlos Verna, para comenzar a cumplir con el fallo de Corte Suprema por el agua del Río Atuel.

El Máximo Tribunal ordenó a las dos provincias negociar una solución al conflicto histórico y dio tiempos. Primero, 30 días para acordar el caudal fluvioecológico mínimo para la vecina provincia y, luego, 120 días para presentar un plan de obras con participación de la Nación.

En la reunión, además de los mandatarios, estuvieron presentes el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua. Por el lado de Mendoza asistieron también el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Dalmiro Garay; el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli; y el fiscal de Estado, Fernando Simón; y el diputado provincial, Gustavo Villegas.

El primer paso fue acordar cuáles son las fechas límites que ordenó el tribunal supremo. Así, entendieron que el plazo para fijar el caudal mínimo será el 14 de febrero de 2018 y el tope para presentar el plan de obras serà el 29 de junio del año próximo.

Además, acordaron que uno de los objetivos principales de este primer encuentro, será generar la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI). Esto se producirá el próximo jueves, también en Buenos Aires y con la presencia de un veedor de la Corte, tal como exigió Mendoza. El equipo que comandó Cornejo pidió que todas las sesiones de la CIAI sean grabadas o filmadas.

Tras la conformación de la CIAI se dará forma a una comisión técnica con cuatro integrantes por provincia, cuya misión será ponerse de acuerdo sobre el caudal fluvioecológico, que la Corte dio a entender que debería ser de 4,5 m3/segundo. El problema surge porque, por el lado mendocino, ese caudal no es constante, por tratarse de un río de montaña, por lo que a veces cumple con esa cuota e incluso la supera, pero en otras épocas de año se complica.

Además, desde el lado mendocino, entienden que para garantizar un caudal mínimo se tienen que poner en marcha las obras.

“Creemos que la inflexibilidad permanente de La Pampa por querer tener un caudal de agua que no podemos aportar por problemas de falta de agua y por el cambio climático, solo puede cumplirse haciendo obras que permitan aportar ese caudal. Eso es lo que hemos expresado en la Corte, al Ministro, y al propio gobernador de La Pampa”, manifestó Cornejo tras el encuentro.

En tanto, desde La Pampa consideran que ese caudal puede variar pero exigirían un promedio mayor de agua, y sin la obra gruesa finalizada.

El diputado Villegas contó a Sitio Andino que fue una reunión en términos “normales” y que era lo que “medianamente esperaban”, Además, sostuvo: “Mendoza ha aportado la buena voluntad para acatar el fallo”.

Sin embargo, las mayores rispideces surgen al entrar en el terreno interpretativo del escrito de la Corte, por eso se pidió, entre otras cosas, un veedor del Máximo Tribunal.

Fuente: www.sitioandino.com.ar

Comentarios
Share