No hubo avances y la Corte definirá por el Atuel

La vía política como última instancia para llegar a un acuerdo por el uso del agua del Atuel no dio sus frutos y será la Corte Suprema quien deba decidir finalmente cómo se implementará el caudal mínimo que deberá brindar Mendoza a La Pampa para recomponer el ecosistema del noroeste de la vecina provincia.

A pedido del Gobierno de Mendoza, hubo una última reunión de la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI) en Buenos Aires con la presencia del gobernador Alfredo Cornejo y su par Carlos Verna, con la intermediación del Ministerio del Interior, pero no alcanzó.

Al culminar el encuentro, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Dalmiro Garay, dijo con pesar: “Lamentablemente la posición pampeana sigue siendo muy intransigente”.

Garay indicó que no hubo acuerdo y Mendoza realizará una presentación ante la Corte detallando el proyecto mendocino que propone un mínimo permanente de 1,33m3/segundo para recomponer el ecosistema del lado pampeano.

Mientras tanto, La Pampa no se movió de su requerimiento de 4,5m3/segundo.

Por el lado mendocino, para garantizar el caudal mínimo por día propuesto se propuso hacer 25 perforaciones en el sur provincial y monitorear el proceso.

“Luego de un estudio de Irrigación hemos planteado la posibilidad de hacer 25 perforaciones en el sur de Mendoza. Con esas perforaciones lograr tener mayor caudal hídrico cuando estemos bombeando 300 días al año, eso garantiza los 1,33m3/s. Hemos propuesto monitorear constantemente el noroeste pampeano y si requiere más agua, lograrlo en base a obras, como puede ser el riego intrafinca y otras obras secundarias”, detalló Garay.

Sin embargo, a Verna nada lo convence y ratificó la posición de su gobierno. Incluso se mofó de la propuesta mendocina.

“No estoy dispuesto a cambiar el Río Atuel por 25 perforaciones”, dijo Verna según replicaron medios de la vecina provincia.

“Lo que nos ofrecen es agua de subsuelo, que es agua de retorno de las fincas que se regaron”, agregó el mandatario justicialista.

Ante este panorama, previsible antes de la última reunión, y con la fecha límite que impuso la Corte a cumplirse mañana martes, el Ejecutivo provincial presentará ante el Tribunal Supremo de la Nación un detallado informe técnico e imágenes para argumentar que la presunta desertificación de la que habla constantemente La Pampa, no es tal.

Comentarios