Recomendaciones para evitar incendios en fincas

El Director de Defensa Civil Adolfo Balverde brindó la información necesaria para evitar la propagación de incendios, además de especificar el marco legal que regula el uso del fuego.

Las últimas semanas muchos son los incendios que se han registrado en fincas y descampados en la zona sur, muchos de ellos son iniciados por el hombre que prende fuego, en la mayoría de las veces, para limpiar y luego se vuelve incontrolable

“Tenemos muchas hectáreas afectadas por incendios donde las pérdidas económicas vienen siendo significativas”, dijo Adolfo Balverde. Además agregó que todos los incendios que hemos tenido han sido provocados por la mano del hombre y resaltó la labor tanto del Plan Provincial de manejo del fuego, Bomberos de Bowen, bomberos de la Policía, personal de Defensa Civil y de la Dirección de Servicios Públicos con apoyo hídrico.

Todos los ciudadanos deben tener presente que el uso del fuego, como “herramienta de limpieza”, está prohibido por la Ley provincial 6.099 y las multas alcanzan los veinte mil pesos, expresó el funcionario y resaltó: “solicitamos a la población que colabore, en estos casos los recursos siempre son escasos porque suelen presentarse incendios provocados en cuatro o cinco zonas a la vez y es imposible asistir a todos”.

Está totalmente prohibida la quema de pastizales, de basura acumulada, la limpieza de lotes, la quema de fincas abandonadas, la preparación de suelos para cultivos, la limpieza de banquinas, acequias y canales, la quemas clandestinas de campos incultos y quema de remanentes de siembra. Todas estas situaciones son potenciales incendios interfase.

Los incendios de interfase son variados y pueden producir daños directos causando pérdidas totales o parciales de bienes como viviendas, postes, instalaciones agrícolas, alambrados, maquinarias, vehículos, ganado doméstico, cultivos, postes de tendido eléctrico, bosques implantados y naturales, instalaciones turísticas y recreativas. Tienen altos costos operativos para las tareas de extinción y remediación.

Además, generan daños indirectos produciendo pérdidas de carácter intangible, evaluables sólo en el largo plazo. Estos daños son secuelas que se manifiestan en valores que no estuvieron directamente afectados por el fuego, entre los que se pueden destacar la pérdida de suelos por procesos erosivos, el deterioro de la higiene ambiental y la belleza escénica y los embanques de agua con riesgo de aluvión.

Consideraciones para una fogata segura:

• Limpie el suelo de vegetación o ramas en un diámetro de 2 o 5 metros a su alrededor.

• Por ningún motivo ubique la fogata bajo un árbol ni en lugares con viento.

• Rodee el lugar a encender con piedras para evitar que el fuego se propague.

• Coloque leña seca, encienda con cuidado y procure que no salten chispas. Evite mantener leña, carbón, cilindros de gas u otros combustibles cerca de la fogata encendida.

• Mantener cerca agua, arena o tierra en caso de emergencia.

• No pierda supervisión sobre su fogata.

• Una vez terminado el uso de la fogata, remueva los restos y verifique que no queden carbones o leños encendidos. Si es necesario, vuelva a cubrirla con agua, arena o tierra.

• Antes de retirarse del lugar, asegúrese de que la fogata se encuentre completamente apagada.

Consejos para vecinos de la zona rural:

• Mantenga limpio su predio.

• Realice limpieza periódica de picadas cortafuego perimetrales.

• Mantenga despejado de vegetación los límites de su vivienda y construcciones.

• Mantenga las rutas de acceso y escape libres e identificados.

• No acumule residuos.

• Mantenga alejados de las construcciones los depósitos de combustible y acopios de leña.

• Mantenga sin restos vegetales techos y canaletas de desagüe.

• Verifique que no exista vegetación cercana a los tendidos eléctricos.

• Evite utilizar materiales inflamables en la construcción de su vivienda.

“Necesitamos la colaboración de todos los ciudadanos y debemos tener siempre presente que el uso del fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6099”, concluyó Adolfo Balverde.

Comentarios