Se escapó del hospital la mujer baleada por una policía

La joven de 23 años que ingresó al hospital después de ser herida en la pierna por una uniformada se retiró del nosocomio sin tener el alta médica.

La mujer, identificada como Juliana Cassati, no se encontraba detenida por lo tanto no tenía custodia policial en el nosocomio.

“La joven en el día de la fecha se retiró del nosocomio por decisión propia, sin el alta médica, la misma no se encontraba detenida ni con custodia policial ya que dicha medida no había sido ordenada por las autoridades judiciales intervinientes”, informó el principal Juan Carlos Castellano desde la policía departamental.

El hecho aconteció sobre calle Uspallata el pasado miércoles cuando la policía de Cuerpos Especiales estaba realizando un control policial sobre la mencionada arteria. En ese momento venía un joven en una moto acompañado por una joven mujer.

Según dijo la policía en su momento “los mismos iban por calle Uspallata y cuando vieron la presencia policial evadieron el control y dieron la fuga, después de varias cuadras fueron alcanzadas por personal policial”.

En ese momento la joven agredió con un casco a la mujer policía, la golpeó varias veces e intento quitarle su armamento, “esto provocó que la mujer policía actuara con armamento anti tumulto lesionando a la agresora con una bala de goma”, siguió el funcionario policial.

El joven fue detenido y se lo asoció con varios delitos en la zona y la mujer fue trasladada hasta el hospital local. La misma presentó una herida en miembro inferior izquierdo, en la cara lateral. La lesión producida por proyectiles de goma no generó compromiso vascular, ni óseo.

Desde el hospital dijeron que la mujer estaba internada en recuperación, “le hicieron intervenciones quirúrgicas para retirarles los proyectiles y eso lleva varios días de curaciones, no tenía aún el alta médica”.

La mujer tiene antecedentes por droga, robo, resistencia y lesiones a la autoridad y por portación de arma blanca.

Comentarios