El EPRE propone una suba del 14% en la boleta de luz

Se realizó la Audiencia pública convocada por el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) para discutir el ajuste de la tarifa eléctrica en nuestra provincia, un paso previo a la autorización de ajuste del ejecutivo provincial. La suba solicitada por el organismo podría impactar en un 14% promedio en la facturación residencial.

En un contexto aún confuso por la segmentación tarifaria reglada por el gobierno nacional, que llevara a la quita progresiva de los subsidios a la energía, se discutió el Valor Agregado de Distribución (VAD) para el segundo semestre del año en Mendoza. El ingeniero Raúl Faura, gerente técnico de la regulación, explicó “el VAD, que es uno de componente de la tarifa en la factura, es de jurisdicción provincial”.

El VAD está compuesto por los costos de explotación, operación el costo de capital (activos eléctricos) y los impuestos a los distribuidores; que representa el 35% de la facturación. “Esto no significa una revisión tarifaria general. Es una actualización de precio, para determinar el valor de adecuación”, puntualizó Faura. Desde el EPRE se ha señalado que las empresas han tenido una variación en sus costos y han solicitado una adecuación en promedio del 34,6%.

SUBAS DE COSTOS

De acuerdo al estudio que han presentado las empresas, comparando su esquema de costos correspondientes a enero, las variaciones que han sufrido las compañías son: del 31,9% (Coop. Monte Coman), 32,3% (Coop. Medrano), 32,5% (Coop. Rivadavia y Coop. Cecsagal), 32,8% (Coop. Santa Rosa, Edeste y Coop. Alto Verde), 32,9% (Coop. Cospac de Bowen), 33,1% (Coop. Sud Río Tunuyán), 31,7% (Coop. Eléctrica de Godoy Cruz), 35.6% (Edemsa).

Así como ocurrió con Aysam (que este miércoles analizaron un aumento del 58% a partir de noviembre); el organismo que regula el servicio eléctrico plantea una adecuación promedio del 34,6%, entendiendo otros valores y costos, el ajuste del precio el VAD llegaría a la media del porcentaje que analiza el EPRE.

El informe del EPRE mostró una adecuación promedio de las tarifas para el usuario Residencial (el 85% de los registrados en la red) tomando como índice publicado en julio de 2022, según la categoría tarifaria y su nivel de consumo:

 

 

De aplicarse el aumento propuesto por el EPRE (14%), los usuarios residenciales con consumos bimestrales menores a 299 kWh, recibirán un incremento promedio del orden del 12,7% ($164 mes). Este grupo está formado por 217.096 usuarios, quienes representan el 40% del total residencial de la provincia. Con este ajuste, una factura que en setiembre pagó $ 3.381 pasaría a valer $ 3.709.

En el caso de los Usuarios residenciales con consumos bimestrales superiores a los 300 kWh y menores a los 599 kWh bimestrales, recibirán un incremento promedio del orden del 13,5% ($454,5 mes). Este lote agrupa a 171.930 usuarios, es decir el 31% del total de los medidores residenciales.

Por último, los usuarios residenciales con consumos bimestrales mayores a los 600 kWh bimestrales, recibirán un incremento promedio del orden del 15% ($982,5 mes). Este conjunto reúne a 155.656 usuarios, un 29% del total de los medidores residenciales de la provincia.

 

Comentarios