Fénix y la experiencia en el control biológico de plagas

La pulpera Fénix, que desde el año 1995 se dedica exclusivamente a la elaboración de purés de frutas y hortalizas, dio a conocer los avances y resultados tras seis años de llevar adelante el control biológico de plagas.

La exigencia mundial en el control de plagas sin productos químicos es desde años, por eso la la mayoría de los mercados le dan una significativa importancia a una agricultura más biológica.

A raíz de esas exigencias mundiales desde hace seis años la firma local (que exporta sus productos a todo el continente) empezó a reducir aplicaciones de pesticidas, llegando a vender la mayoría de los productos con alcance biológicamente controlado.

Los controladores biológicos son un conjunto de técnicas para la regulación de poblaciones de seres vivos indeseables, mediante la introducción de otros organismos que los depredan.

“Tenemos una experiencia de seis años trabajando con esto, surge de una necesidad de la empresa, una demanda de nuestros clientes, que solicitan materia prima libre de residuos pesticidas y empezamos a tener problemas con plagas que eran difícil de controlar químicamente, esos dos puntos no hicieron cambiar la visión que teníamos en el control de plagas y enfermedades”, dijo Rubén Cornejo, ingeniero de la empresa.

Cornejo sostuvo que tuvieron la necesidad de promover alimentos sin plagas y tenían que ser controladas pero sin productos químicos, nos planteamos nuestro sistema de controles y encontramos los controladores biológicos, que son seres vivos que controlan a otros seres vivos, se aprovecha esto que esta disponible en la naturaleza y lo potenciamos”.

Hoy, después de seis años de ese trabajo declaró que el sistema funciona, es sostenible en el tiempo y se cubren las necesidades del mundo.

“Los clientes del mundo exigen materia prima que además de nutritiva y que sea un buen alimento no este enmascarado con productos químicos que pueden producir efectos nocivos, es un gran desafío y es una herramienta valiosa que estamos usando con buenos resultados”, remarcó.

Alvear y la producción de controladores biológicos
En el mes de septiembre se firmó con convenio entre cuatro instituciones para crear parasitoides que eliminen las plagas de la producción. Además de la comuna de la firma participaron el Iscamen, Ugacoop e IDITS.

El convenio es para desarrollar un centro de investigación y transferencia tecnológica en todo lo que tenga que ver en la producción agroecológica en la producción de alimentos orgánicos; y el mismo ya se ejecuta en el laboratorio que tiene la carrera de Biotecnología en UGACOOP.

A través de este convenio General Alvear es punta de lanza en la producción de controladores biológicos para plagas, a través del moderno laboratorio con el que cuenta UGACOOP.

“Hay una demanda importante en el sur y con este nuevo centro de multiplicación que hay en la universidad cooperativa, tendremos una capacidad extra y todos se pueden ver beneficiados”, culminó Cornejo.

Comentarios