¿Qué dijo Marinelli sobre el acueducto Bowen-Canalejas?

Desde que fue inaugurado el acueducto ganadero Bowen-Canalejas, en el año 2019, el mismo no está funcionando y en el medio han aparecido innumerables posiciones y argumentos sobre la obra que es responsabilidad del Departamento General de Irrigación.

Además de pedidos de informes, por concejales del Frente de Todos de Alvear, existieron otros en la Legislatura donde el titular de Irrigación Sergio Marinelli asistió y habló sobre la obra tan esperada por productores ganaderos.

El Superintendente General de Irrigación acudió a la Legislatura y expuso sobre “las irregularidades” de las que se hablan y según dijo no existen.

“Con respecto a la inauguración, en el marco del Día de Campo previo a la Fiesta de la Ganadería, este acueducto se estaba llenando y lo que se hizo fue la puesta en marcha. La obra tenía plazo de finalización en septiembre y la colocación de los caños estaba prácticamente terminada. Estaba lleno de agua todo lo que era el tramo troncal, que va desde Bowen (donde está el reservorio y los pozos) hasta el límite. La obra formalmente terminó en enero de este año. Es una obra de 606 km de extensión que tiene pérdidas y no es fácil detectarlas», dijo Marinelli, según informó la parte de comunicaciones del Ente.

«En base a exigencias nuestras hacia la empresa, hay un cronograma de trabajo con tres hitos: se tiene que terminar de llenar el acueducto y tener la presión necesaria para que esté lleno en totalidad, más la detección permanente de pérdidas que estamos trabajando con los usuarios, ya que ellos están permanentemente allí. Los usuarios se conectan al acueducto a través de bornas que en muy pocos casos son individuales y en muchos casos comunitarias. Y de esa borna sale una instalación interna que debe tener previamente una suerte de visación por parte de Irrigación a los efectos de que ese uso no altere el funcionamiento del acueducto».

«Estamos trabajando de manera permanente con una comisión de usuarios compuesta por dos representantes por ramal, que es lo que constituirá a futuro la Inspección de Cauce. Lo venimos trabajando con una comunicación semana a semana. Es una obra poco tradicional y se ha ido trabajando siempre con la participación de la mayoría de los usuarios. Yo personalmente he estado en la Cámara de Comercio y en el salón donde está la Feria de la Ganadería al menos 5 veces, en reuniones».

«Durante agosto, a instancia de la empresa y bajo el control de Irrigación, se le dará intervención a diferentes usuarios y en septiembre tiene que quedar liberado al resto de los usuarios con el acueducto funcionando a pleno. Recién ahí, le voy a dar la recepción provisoria a la obra. A partir de ahí, la empresa está obligada a acompañar y hacer todos los arreglos por 1 año, que indiquen la Inspección de la obra, integrada por profesionales nuestros», concluyó Marinelli.

Comentarios


Contenido Relacionado