El papá de Chiara y un conmovedor testimonio en Alvear

El femicidio de Chiara, que ocurrió en Rufino (Santa Fe) en el año 2015, transformó al país y unió a las mujeres en la lucha del #NiUnaMenos. Su papá dio su testimonio en el cine teatro Antonio Lafalla en el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.
Fabio Páez, papá de la joven, habló desde su dolorosa experiencia con el objetivo de generar conciencia en la población para que este flagelo culmine.

El encuentro contó con la presencia del Intendente Walther Marcolini, concejales, funcionarios, personal de centros de atención a víctimas de delito, comisarías, juzgados, fiscalías, ayudantes fiscales, instituciones educativas, asociaciones civiles, adolescentes, jóvenes y público en general interesado en la temática.

La problemática de la violencia de género está en el tejido sociocultural y en las relaciones de la sociedad. “Es necesario que cada individuo se reconstruya en el modo de vincularse entre hombres y mujeres para que se deje de lado la discriminación y la relación desigual de poder entre ambos”, resaltó la Asesora de la Mujer y Desarrollo de las Familias Patricia Salice.

Respecto de la charla, la funcionaria dijo: “visibilizar esta problemática a partir de un testimonio, donde la empatía y la manera en que el público se involucra con la temática es distinta, dado que se lleva un mensaje más profundo, hacia la reflexión y la toma de conciencia sobre un tema que golpea tan fuerte en la sociedad como es la violencia hacia las mujeres”.

Por su parte, Fabio Páez expresó que desde la desgracia, desde su dolor está tratando de generar conciencia, de visualizar esta problemática y lo peor que puede pasar es esconderla en el silencio. “Brindar este tipo de testimonio de femicidio a una adolescente llega mucho a quienes lo escuchan, porque realmente es lo peor que le puede pasar a uno en la vida”.

“Fue muy positivo el encuentro, se buscaba que la gente participe porque este flagelo se termina si todos ponemos nuestro granito de arena”, concluyó el papá de Chiara.

El Caso
Chiara tenía catorce recién cumplidos y un embarazo de 2 meses, cuando el 10 de mayo de 2015 su novio la mató a golpes y la enterró en el patio de su abuelo. Al día siguiente, mientras todo el pueblo la buscaba, el adolescente comió un asado a metros del pozo en el que había escondido el cuerpo y luego, su papá, un policía local, lo acompañó a confesar.
Fue un antes y un después, tanto para la familia, como para el país. El femicidio se volvió un grito de repudio masivo a la violencia de género e impulsó el surgimiento del primer #NiUnaMenos, una movilización de una magnitud sin precedentes que reunió a 150 mil personas en el Congreso y que se replicó en 80 ciudades de Argentina. Sólo en la provincia de Santa Fe era el décimo femicidio en lo que iba del año, un saldo de dolor intolerable.

Comentarios