La tormenta causó caídas de árboles y afectó el tendido eléctrico

Tanto personal municipal como de la cooperativa eléctrica Cecsagal terminaron ayer de dejar todo el condiciones tras la fuerte tormenta del martes en la tarde noche.

Es que pasadas las 19 horas de ese día el viento y las intensas lluvias, que azotaron a toda la región sur, provocaron una gran caída árboles y afectó parte del tendido eléctrico.

Ante esta situación, la comuna y la cooperativa activaron sus protocolos de contingencias para brindar una rápida solución.

Ingeniero Mauricio Iboldi, jefe de operaciones técnicas de Cecsagal, informó que producto de los fuertes vientos todos los alimentadores quedaron fuera de servicio; los mismos abastecen a la ciudad y la zona rural, “intentamos la reposición inmediata, y la lluvia intensa retrasó la reposición que fuimos haciendo paulatinamente, alimentador por alimentador”.

Según lo informado, el sector más afectado del departamento, fue el de ruta 143 y calle E, y el Barrio Agrario, donde la caída de ramas daño el cableado. Para finalizar, Iboldi remarcó: “Se afectó no sólo al personal de guardia, sino también al de mantenimiento, poda, y el de protecciones que también trabajó rápidamente de manera remota para reestablecer el servicio”.

Este miércoles se trabajó en algunas situaciones puntuales, en la zona de Real del Padre y otras zonas rurales para dejar todo en condiciones.

Desde la comuna se informó que personal de servicios públicos, obras públicas y defensa civil trabajaron para despejar arterias tras la caída de árboles y del alumbrado público. No se registraron voladuras de techos de viviendas.

Comentarios