Loser y las “muchas chances” de ganarle a Brasil en el Mundial

El alvearense es el mejor bloqueador de la Copa y brindó una nota exclusiva con el Diario Deportivo Olé desde Polonia en la previa del cruce de cuartos ante Brasil. El partido va este jueves desde las 12.30 hs.

Agustín Loser, 24 años, es el mejor bloqueador del Mundial, según las estadísticas, con 12 gorros. Jugador del Milano de Italia, la NBA del vóley, es un relojito en la red. También en ataque: fue autor del último punto de la victoria ante Serbia. Y también del recordado -bloqueo- que estampó el 15-13 en el quinto set para ganarle el partido por el bronce a Brasil en los Juegos de Tokio el año pasado.

Muchas coincidencias como para buscar una entrevista exclusiva con el pibe de General Alvear en la previa de los cuartos de final ante, justamente, Brasil, este jueves a las 12.30 (ESPN). Desde Polonia, Loser habló con Olé a menos de 24 horas del duelo.

-Primero. ¿Qué les pasó en la fase inicial?

-Fue una primera fase rara, teníamos otras expectativas más allá de saber que era una zona difícil. Pero pensamos que se iba a desenvolver de otra manera. Terminamos perdiendo con Irán y Países Bajos, con muchos errores, sobre todo en el saque, no pudimos aprovechar las oportunidades. Nos tocó jugar un tercer partido con Egipto y les teníamos que ganar en los papeles ,pero fue más difícil de lo que pensábamos, pero por suerte pudimos lograr la clasificación. Después de eso tuvimos cinco días que nos hicieron muy bien para aprender de lo que había pasado y para volver a encontrar nuestro juego y la confianza. Además, dio un par de días de aire para la vuelta de Palacios, que venía siendo el principal atacante de nuestro equipo.

-¿Se preguntaban entre ustedes qué les pasaba?

-Sí, porque antes no nos había pasado. Pero son etapas de un torneo que es difícil, es un Mundial. Hacia 20 años que Argentina no llegaba a cuartos de final. Me tocó también estar en el del 2018, cuando también nos costó mucho. Después de los Juegos Olímpicos del año pasado jugábamos con otra confianza, hicimos una buena preparación y nos chocamos con algo que no esperábamos. En cierto punto creo que fue tratar de pensar en eso lo menos posible y seguir para adelante, metiéndole, pensando siempre en la clasificación y sabiendo que después empezaba otro torneo. Creo que haberlo pensado de esa manera hizo que llegáramos fuerte de cabeza para el cruce de los octavos con Serbia y jugar de la forma en que lo hicimos.

-¿Cuándo se dieron cuenta de que estaban para ganarle a Serbia?

-Antes del partido ya estábamos con confianza, con esta actitud de salir a ganar. Sabíamos que iba a ser muy difícil pero el equipo estaba bien, pero nunca esperamos un 3-0. Pensábamos que iba a ser un partido más largo. Jugamos a un nivel muy bueno los momentos clave. Hicimos cosas muy buenas en bloqueo, muchísimas contras, sacamos mejor, rotamos muy bien. Creo que se notó más cuando estábamos ya en el partido, nos dábamos cuenta de que estábamos bien, de que estábamos volviendo a ser nosotros, un equipo que había podido lograr esa medalla. Entonces todo eso nos ayudó mucho.

Jan Martínez, Matías Sánchez, Agustín Loser y Santiago Danani, los campeones mundiales Sub 23 del 2017.

-Tus excompañeros en Francia o el ambiente en general, ¿te mandaron mensajes? ¿Estaban sorprendidos?

-Recibí muchísimos mensajes de franceses, excompañeros, felicitándome por la victoria. Tal vez no se explayaron con el tema sorpresa. Por ejemplo, me pasó con mi novia (Daniela Nielson), que está jugando en Francia. Ella no pudo ver el partido porque se estaba entrenando. Cuando fue a ver por el celular que ganamos 3-0, las compañeras no lo podían creer. Yo pienso que también mucha gente no tenía tanta confianza por la fase de grupos que habíamos hecho, sabían que nos cruzábamos con uno de los mejores clasificados. Pero en realidad es porque no nos conocen o no ven el día a día de este equipo. Por eso es sorprendente para unas personas que ven solamente el partido pero, por ejemplo, a mi novia no le sorprendió tanto.

Somos unos luchadores, que vamos a sufrir pero vamos a dejar todo y vamos a tratar de ganar y no vamos a bajar los brazos nunca.

-¿Qué ven los que los conocen?

-Que somos unos luchadores, que vamos a sufrir pero vamos a dejar todo y vamos a tratar de ganar y no vamos a bajar los brazos nunca. Esa garra y esa mentalidad de ir siempre para adelante fue lo que hizo dar vuelta la página y volver a ser nosotros.

-Como en los Juegos: con cinco de los ocho partidos a cinco sets…

-Exacto. En los juegos arrancamos perdiendo los dos primeros partidos, con Rusia y Brasil. Y después le ganamos en 3-2 a Túnez, después le ganamos 3-2 a Francia; 3-0 a Estados Unidos y 3-2 a Italia. Fue mucho lucharla hasta el final, pero también eso ha generado una mentalidad muy fuerte en el equipo y en los jugadores. Saber que siempre se puede volver más allá de que vayas perdiendo o estés mal clasificado para la siguiente ronda. Tratar de pensar lo más positivo posible y confiar en el equipo hasta la ultima pelota.

Nos caracteriza la garra, que no pique la pelota y dejar la vida en cada punto.

-Es una frase muy hecha es así con ustedes: no termina hasta que pica la última pelota…

-Es algo que tenemos que hacer para ganar. Nosotros no medimos 2,10 metros, no tenemos el potencial de otros ni las ligas tan importantes que tienen otras selecciones. Nos caracteriza la garra, que no pique la pelota y dejar la vida en cada punto. En esos momentos nos sale un plus y podemos ganarle a las potencias.

Se vienen los brasileños…

-¿Creés que Brasil, por cómo ustedes le ganaron va Serbia y por el recuerdo del bronce, querría evitarlos?

-No sé. Nos tienen un respeto que nos hemos ganado y merecemos. Va a ser un partido difícil y largo. Pero tenemos la confianza de que le podemos ganar. Obviamente, con el respeto que se merece Brasil, un histórico del vóley. Tal vez los favoritos pueden ser ellos, pero que puede ser para cualquiera.

-¿Están para ganar después de lo de Serbia?

-Yo pienso que tenemos muchas chances de ganar, el equipo lo siente también. Estamos con muchas ganas de jugar. Además, siempre jugar un clásico con Brasil es importantísimo y sabemos que se puede. Como entramos contra Serbia diciendo que se podía ganar ese partido y pasar a cuartos, de la misma forma vamos a salir en el partido con Brasil y tratar de ganarnos un lugar para las semifinales.

-¿Lo toman como un clásico, tipo el fútbol?

-Creo que sí, y muchas veces la gente también te lo hace sentir de esa forma. Se mezcla todo con el fútbol y demás. Me acuerdo el año pasado cuando perdimos en la fase de grupos de los Juegos, muchísimos brasileños comentándonos las fotos, que nos habían ganado. Y después la Copa América, los Juegos Olímpicos… El clásico lo genera la gente y nosotros lo sentimos así, siempre ha sido el clásico histórico en el vóley.

-¿En algún momento podrá incidir la victoria de ustedes por el bronce?

-Se recuerda un poco más porque vamos a jugar nuevamente, pero a la vez fue hace un año, fue otro partido. Sabemos que es otro partido, a tan alto nivel, salvo que alguno tenga un muy mal día. Va a ser muy parejo, los detalles son los que van a hacer la diferencia. Nosotros llegamos con la cabeza enfocada después de haber sufrido mucho y creo que a Brasil solo le tocó sufrir contra Cuba, que iba perdiendo 2-0 y ganó 3-2. Se le ha hecho más sencillo el Mundial hasta ahora pero ellos son Brasil. siempre han sido muy fuertes de cabeza también. Históricamente han ganado partidos increíbles. Me acuerdo un partido que perdimos en el Sudamericano 2019 ganando 2-0 y 16-10.

-¿Qué tiene Brasil?

-Ellos tienen un equipo muy largo, con grandes jugadores que pueden quebrar un partido. También son fuertes mentalmente, y al tener un equipo largo no va a ser fácil quebrarlos.

-En el bronce ganaron con un punto tuyo. ¿Es el que más recordás?

-Creo que hasta ahora fue el punto más importante de mi carrera, aunque hay un montón de cosas atrás detrás de ese punto. De ese partido me acuerdo que en el cuarto puse bastantes bloqueos. Obviamente el más recordado es el último y nunca en mi vida me lo voy a poder olvidar. Una experiencia como esa ojalá podamos tenerla de vuelta. Siempre lo voy a tener presente, fue una locura. Y hace poco fue el aniversario (7/8). Yo lo voy a tener presente de por vida.

-Contra Serbia también hiciste el último punto…

-Con un ataque, sí. Por suerte estoy teniendo una buena conexión con Cachete (Luciano De Cecco) y tenemos mucha confianza el uno con el otro. Eso me ayuda muchísimo, que él me de esa confianza me hace sentir más importante dentro del equipo.

Comentarios