Punto por punto, el discurso del presidente de la Cámara de Comercio

Andrés Vavrik, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Ganadería de, puso sobre la mesa las necesidades del sector productivo en el almuerzo de la Fiesta nacional de la Ganadería.

Durante el almuerzo oficial de la Fiesta Nacional de la Ganadería de Zonas Áridas, el titular de la Cámara de Comercio, Industria y Ganadería de General Alvear, Andrés Vavrik, hizo una serie de pedidos a las autoridades provinciales y también a la esfera nacional.

 

PRIMERA PARTE

Pedido por ruta nacional 188

Después de tantos años, tantos reclamos, obras comenzadas y abandonadas, idas y vueltas…promesas incumplidas… Vuelve este tema al almuerzo.

Ojalá nos pase como con el acueducto ganadero Bowen-Canalejas, que de tanto insistir. Lo tenemos funcionando…

Necesitamos por lo menos un plan de mantenimiento y conservación permanente de la traza que permita el uso de particulares, ganaderos, prestadores turísticos y admita el retorno del transporte público. Mientras tanto, se formula el proyecto ejecutivo y se licita de una vez la construcción de esta vital vía de conexión con nuestros vecinos Sanrafaelinos y Malargüinos y completando la conexión con  Chile por el paso Pehuenche y el futuro paso de Las Leñas.

El paso Pehuenche es actualmente una muy buena opción para cargas que tienen como destino el  sur de chile además de los combustibles. Hay un gran mercado de forrajes y cereales en la Patagonia Chilena, habilitar cargas generales sería un gran avance. Hay una gestión de la Asociación de propietarios de camiones de Mendoza, a la espera de respuestas y que autoridades Chilenas y Argentinas puedan resolverlo.

Obra de gasoducto GasAndes

Es preciso reconocer que estamos muy ilusionados con el avance de los procesos para la construcción del gasoducto de empalme con GasAndes. Está adjudicada la licitación de compra de los materiales y esperamos que cuanto antes se licite las construcción de esta esperada obra que permitirá ampliar la dotación de gas natural domiciliario e Industrial a San Rafael y General Alvear.

Sistema impositivo

– Impuestos + Pymes es una campaña nacional que nació en Tunuyán y que llevamos adelante entre las distintas cámaras empresarias de Mendoza.

Pero – Impuestos + Pymes no es un simple slogan, es un pedido de auxilio.

Es imposible que crezca el empleo con los niveles impositivos que tenemos en la actualidad.

Es preciso realizar una reforma impositiva integral urgente.

Leyes laborales

Necesitamos leyes laborales modernas, que protejan al trabajador sin fomentar la informalidad.

Un nuevo sistema, que sea ágil, dinámico, que no condicione el crecimiento de las empresas, esto dará lugar a un círculo virtuoso que facilite la empleabilidad.

Por eso, desde distintos sectores vemos con muy buenos ojos el “proyecto Mochila Argentina”, propuesto por la UIA.

Sector ganadero

Los reclamos del sector ganadero ya han sido elevados el día de ayer en el acto GANADERO. Pero amerita destacar un punto hoy.

El cierre de las exportaciones de carne pegó de lleno en la ganadería de cría, y más en zonas marginales como la mendocina.

El mercado Chino había mejorado mucho la ecuación económica teniendo en cuenta el buen precio de la vaca usada, lo que permitía la reposición de vientres.

Por más que ahora se levante el cepo, el daño está hecho y la recuperación será lenta.

Riego

Mendoza no padece una crisis hídrica. Estos 12 años ininterrumpidos de nevadas por debajo de la media histórica nos indica que esta es la nueva normalidad.

Necesitamos un plan integral de fomento a la modernización del riego intra-finca,  que tenga como objetivo a mediano plazo la tecnificación total del riego en la provincia.

El modelo Mendoza Activa podría ser tomado como base de un sistema que premie la inversión.

Pero también se requiere de créditos blandos, con plazos considerables de devolución como la agricultura y la agro-ganadería lo requieren.

Acceder a los fondos Árabes para financiar proyectos de este tipo sería un buen primer paso, pedimos a los legisladores acompañar el acceso a ese crédito.

Portezuelo y trasvase

Sobre el proyecto multipropósito de aprovechamiento de los recursos del río Grande, distintas cámaras y asociaciones mendocinas ya expusimos todo lo que había para decir. Las cartas están sobre la mesa y como siempre sucede, el tiempo será el encargado de juzgar las decisiones.

NUNCA hemos estado en contra del proyecto Portezuelo del Viento.

Pero desde General Alvear queremos dejar algo en claro, el oasis en su conjunto corre altísimos riesgos por cuestiones climáticas y judiciales.

El Rio Grande tiene 34m3 por segundo que son MENDOCINOS, y los necesitamos más que nunca.

Es por eso que para nosotros el trasvase de aguas del río Grande al Atuel es ¡¡¡Irrenunciable!!!

Turismo

El sector tiene mucho para crecer en Mendoza. Hay que regionalizarlo, fomentar la conectividad y los servicios, aspectos que son fundamentales.

Necesitamos cobertura celular en todos los ingresos a Mendoza, sobre todo en el sur.

Este sector fue uno de los más golpeados por la pandemia, y si bien el apoyo ha llegado, el estado provincial debe brindar aún más herramientas para recuperar muchos emprendimientos cerrados y proteger a otros acechados por la informalidad.

Agroindustria e inseguridad rural

El cepo y la brecha cambiaria pusieron en jaque nuevamente a la agroindustria.

La temporada venidera será muy complicada sin una rápida y mancomunada intervención de la provincia y la nación para solucionar el abastecimiento de insumos básicos como los envases.

La industria madre de Mendoza está en vilo por este grave problema, que se empezó a gestar allá por el 2019. Las bodegas necesitan botellas.

Las subas de la tarifa de energía eléctrica para grandes consumidores han alterado los costos, como así  también la contratación de potencia trimestral saca del juego a los pequeños industriales.

Esto complica toda la cadena productiva en las economías regionales, que la contratación sea mensual generaría que muchos emprendimientos agroindustriales sean viables.

La inseguridad Rural sigue en franco crecimiento, ya no hablamos solo de abigeatos, los alambrados de campos y viñas desaparecen de la noche  la mañana, los equipos de riego e instalaciones eléctricas son el nuevo botín de los delincuentes.

La policía Rural debe tener presencia y recursos para combatir este flagelo.

SEGUNDA PARTE

Sr Gobernador, Sres. ministros, miembros del gobierno y la oposición. Acaba de finalizar mi discurso dirigido a reclamarles a ustedes.

A partir de este momento quiero despersonalizar completamente este mensaje y desde lo más profundo de mi sentir y las convicciones que me guían por la vida, quiero hablarles no solo a nuestros invitados en este día y a quienes nos siguen por la gran cantidad de  medios de comunicación que nos están acompañando, sino a toda la sociedad.

En el 2023 se cumplirán 40 años de democracia ininterrumpida.

No quiero pecar de dramático, pero me siento en la obligación de decir que ante este hito,  es imperiosa la necesidad de refundar nuestra democracia.

¿Por qué hablo de refundar la democracia? porque a la vista está que no supimos valernos de todas las virtudes que puede tener este sistema de gobierno para crecer y desarrollarnos como país.

Tampoco maduramos como ciudadanos para sacarle el mejor provecho. Hoy la mitad de los argentinos son pobres y las proyecciones en este sentido son desalentadoras.

Es preciso dirigir nuestra mirada hacia lo más profundo de cada uno y reflexionar, según la función que nos toca ejercer. En síntesis, es preciso hacer una autocrítica.

Por eso, como corresponde, como anfitrión y desde el amplio sector que hoy está representado circunstancialmente por mi persona, voy a comenzar  hablando de los integrantes del sector productivo y empresarial.

Con el paso de los años hemos sido cortoplacistas en las decisiones. Además descansamos al calor del proteccionismo y perdimos la tenacidad y la confianza para competir con el mundo.

Esa situación nos llevó por el camino de vivir temiendo lo peor e incluso esperando siempre el colapso, aunque todos sabemos, que más de una vez las razones fueron sobradas para sentirlo así.

Como ciudadanos no siempre practicamos el federalismo que tanto pregonamos y sobre todo exigimos.

En las épocas de bonanza, siempre miramos como alternativa las grandes urbes y destinos lejanos, olvidándonos del lugar que nos dio la posibilidad de iniciarnos en nuestra actividad, desarrollarnos y crecer.

En muchas oportunidades como ciudadanos, votamos con el bolsillo y actuamos de manera individualista y hasta mezquina algunas veces.

Para refundar la democracia, debemos tener como prioridad el impacto ambiental y social junto con el económico de nuestras inversiones. Predicar con el ejemplo desde nuestras empresas, nutrirnos de autoridad moral.

Situación sindical

Al calor de esta democracia que está cercana a cumplir las cuatro décadas en Argentina, no podemos negar que los sindicatos se transformaron en un monstruo indomable, que están más preparados para impedir y ahuyentar inversiones que defender a sus afiliados.

Hay que decirlo y sin rodeos, también hay un poco de culpa compartida entre la patronal, la política y trabajadores. Todos hemos contribuido a este problema, y hoy estamos condicionados y débiles.

Sin una reforma que haga realmente libres a los trabajadores para elegir a quienes los defiendan, difícilmente se podrá cambiar algo.

Para refundar la democracia debemos lograr que  los gremios se ganen la confianza y respeto de los afiliados. En consecuencia, que los aportes que reciben de cada trabajador sean voluntarios. Como en toda institución, aquí también la renovación permanente es fundamental.

Sistema judicial

Si hablamos de democracia y del sistema republicano no podemos pasar por alto la situación del Poder Judicial en Argentina.

Al parecer, la justicia está más atenta a las noticias y vaivenes en el poder político que de la Constitución y las leyes vigentes.

Con el paso de los años quedó demostrado que las urnas aceleran o retrasan procesos y fallos.

Es tiempo de que tengamos jueces que con la Constitución en una mano y el Código Penal en la otra, encierren a los corruptos de una vez por todas y no tengan miedo a lo que pase en las próximas elecciones.

El garantismo logró que muchos ladrones y asesinos disfruten de las calles mientras la gente de bien, que es la inmensa mayoría en este país, ya no tengan rejas, alarmas, ni blindajes que los refugien.

Necesitamos procesos judiciales más ágiles y leyes que protejan a las víctimas. Todos los argentinos nos sentimos inseguros y desamparados, viendo cómo se discuten los derechos humanos de violadores, asesinos y ladrones mientras las víctimas de la inseguridad no encuentran consuelo y quedan condenadas a una vida  dominada por el miedo.

Refundar la democracia también es devolverle la dignidad y el respeto que se merecen nuestras fuerzas de seguridad, con normas que los hagan sentir respaldados.

Sistema electoral y ajuste político

Ahora haré mención a los partidos políticos. A la vista está que los partidos perdieron la capacidad de atraer militantes o afiliados que compartan sus propuestas, sin ofrecer a cambio un trabajo o cargo en el Estado.

Llegaron al punto en que priorizan más la contienda electoral que los destinos del país.

El ganar o ganar se volvió la razón de su existencia y eso también los llevó a olvidar las doctrinas y perder identidad., ya no hay reparos a la hora del destrato a las bases.

Nuestro sistema electoral evolucionó…..pero de la peor manera.

Estamos en una situación en que un distrito electoral del conurbano bonaerense inclina la balanza para elegir un gobierno que luego debe dirigir los destinos de un país de 2.780.000 km2.

Todavía tenemos limstas sábanas, y candidatos testimoniales.

Llegamos al extremo de que confiamos ciegamente en un jubilado octogenario para que utilice un cajero automático o efectúe operaciones por medios de pago electrónicos para disponer de sus haberes.

Sin embargo, para el sistema electoral, aún no tenemos la capacidad para ingresar a una pequeña sala y elegir 10 candidatos por medio de un sistema electrónico o  marcar al candidato de nuestra preferencia en la boleta única y meterla en un sobre.

Refundar nuestra democracia requiere por lo menos, que avancemos a la boleta única de papel en todo el país.

Es hora de tener un Estado ágil, viable y sostenible. Hoy en día el tamaño del aparato estatal en todos sus ámbitos, es una bomba de tiempo.

Estamos condenados a tener inflación y condicionamientos por deuda externa y deuda pública si no corregimos el gasto.

El déficit fiscal se corrige con una palabra que lamentablemente demonizamos por mera conveniencia electoral: esa palabra se llama “AJUSTE”.

Se animan a que perdamos el miedo a hablar de ajuste??

Ajustar no implica salir mañana a despedir a mansalva a los empleados del Estado.

Podríamos idear un plan, por ejemplo a 10 años, en el que todos acordemos que no se reemplazará a nadie por renuncias, jubilación o fallecimientos.

Ajustar no significa privar de educación, seguridad y salud a la sociedad. Ajustar no es sinónimo de recortar las obras de infraestructura necesarias para el desarrollo.

Estoy convencido que con ingenio, superación y profesionalismo dentro del Estado podemos gastar eficientemente y no resignar los estándares de calidad.

Es por ello que creo la Legislatura y el Congreso, los Concejos Deliberantes, el Poder Judicial y los Poderes Ejecutivos (Nacional, provincial y municipal) podrían prescindir fácilmente de asesores, secretarías, contratos, viáticos, entre otros tantos gastos, y no variaría un ápice el trabajo que deben desempeñar.

En resumidas cuentas, hay que hablar de AJUSTE, basta de posponerlo, no tengamos miedo! no se puede esperar más, pero seamos claros, hay que predicar con el  ejemplo, el ajuste debe empezar por la política.

CIERRE

Para ir concluyendo, me tomo el atrevimiento de reflexionar en voz alta.

Tengo una teoría personal, y es que empezamos a convertirnos en adultos cuando tenemos la capacidad de aceptar sin rencores,  que aquel reto o penitencia que nos impusieron nuestros padres o tutores en un momento determinado de nuestra niñez o adolescencia, no fue más que un acto de amor y responsabilidad para ayudarnos a convertirnos en mejores personas.

Este es el más claro ejemplo de cómo debe actuar un verdadero estadista, alguien con el valor de pasar el mal trago y aguantar un berrinche enfocado en un futuro mejor!

Necesitamos políticos que actúen guiados por un sueño, el anhelo de que dentro de 20 o 30 años serán recordados con sumo respeto y admiración por las reformas y cambios de rumbo que supieron llevar a cabo y no actúen solo por la inmediatez y frialdad de una encuesta. ¿O porque no? Ser reconocidos por haber sido  opositores responsables y patriotas que jamás se rebajaron a chicanear cuando se trataba de políticas de estado.

Necesitamos ciudadanos capaces de entender que es necesario estar dispuestos a sudar y sacrificarse por el bien de sus hijos y sus nietos. Por supuesto que todos tenemos derecho a disfrutar el presente, pero debemos tener claro que a la tumba solo nos llevamos el traje (con suerte) y que no hay tesoro más grande para el ser humano, que el der ser bien recordado por los que vendrán.

Que seamos todos responsables de enseñarle al más necesitado que el político que le cambia mercadería o un colchón por un voto, solo le está demostrando su incapacidad para mejorarle la situación con trabajo y dignidad.

Nuestros políticos y nuestros dirigentes en general, no nacen de un repollo, salen del seno de la sociedad, por eso, ser mejores personas ahora no es una opción,  debe ser nuestra obligación.

Señoras y señores, en los próximos dos años se puede definir el futuro de nuestro amado país. Depende de nosotros salvar a esta república!

La Argentina  de hoy:

Discrimina provincias,

Expulsa a los más capaces y audaces,

Detesta el mérito,

Normaliza y romantiza la pobreza,

Confisca a los más eficientes,

Castiga al campo que la hizo grande,

Relativiza la propiedad privada,

Insiste con modelos obsoletos, encerrada en una discusión que para el mundo terminó el 9 de noviembre de 1989. Se sigue tapando los ojos para no ver la catástrofe Cubana, la destrucción de Venezuela y el sufrimiento de su pueblo.

La Argentina necesita Justicialistas, Radicales, al Pro y los Liberales, dentro de un gran cuerdo político, luchando espalda con espalda contra el Socialismo Populista empobrecedor!

Unámonos de una vez por todas en este desafío. No desaprovechemos una nueva oportunidad de corregir el rumbo, para parecernos a esa gran Nación que soñó Juan Bautista Alberdi.

Que Dios nos bendiga y sepan que siempre estarán las tranqueras abiertas para recibirlos y por supuesto compartir un buen vino y un asado, en este querido General Alvear.

 

Comentarios


Contenido Relacionado