Una familia mendocina necesitó más $100.000 en julio para no ser pobre

El costo de la canasta de alimentos en el mes de julio aumentó $ 2.214 respecto a la de junio.

Según los datos de la DEIE, el valor de la canasta básica total fue $ 5.955 más cara que la de junio. Mientras que para no ser indigente fue necesario contar con $41.885.

Una familia tipo mendocina en el mes de julio necesitó ingresos mayores a los $105.133 para poder cubrir todas sus necesidades y no caer bajo la línea de la pobreza. La Canasta Básica Total (CBT), según la última medición realizada por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), fue $ 5.955 más cara que la del mes de junio (que tuvo un valor de $ 99.178). Mientras que, para no ser indigente, los mendocinos debieron contar con ingresos superiores a los $ 41.885 ($ 2.214 más que en el mes anterior).

Si se comparan el actual valor de la CBT con el del mes anterior observamos que el incremento representó un 2,51%; porcentaje menor al 7% de inflación que mostró el Índice de Precios al Consumidor (IPC) relevado por la DEIE la semana pasada.

En la comparación interanual, el incremento de la CBT fue de $ 43.673 porque en julio de 2021 tenía un costo de $ 61.468; es decir que en el lapso de un año el aumento del precio de los bienes y servicios agrupados en esta medición fue en el orden del 71%.

Por su parte, para el INDEC la Canasta Básica Total (que reúne entre otros ítems alimentos, indumentaria y transporte), tuvo un valor de $ 111.298. Al comparar las mediciones de ambos organismos estatales observamos que en Mendoza se necesitaron $ 6.165 menos para poder afrontar el día a día que en el resto del país. Recordemos que la semana pasada el INDEC publicó el Índice de precios al consumidor (IPC) con un incremento del 7,4% mensual en julio de 2022, y acumuló en los primeros siete meses del año una variación de 46,2%; mientras que en la comparación interanual registró un incremento de 71,0%.

 

 

 

 

Comentarios