Anticipan que habrá 11% menos de agua en la temporada 2019-2020

Según Irrigación, los ríos estarán por debajo de la media histórica. La situación más crítica es la del río Tunuyán

El Departamento General de Irrigación (DGI) informó acerca del estado de los caudales en la temporada 2019-2020 y es alarmante: habrá 11% menos de agua que en la temporada anterior.

Según la estimación anual que realiza el organismo del agua todos los años, la disponibilidad de agua total en la provincia, para la próxima temporada y para los ríos con hectáreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio.

«Se trata de generar conciencia. El año pasado dijimos que esto no era una emergencia ya era algo instalado. Había que cambiar ese paradigma y en función de eso, generar acciones necesarias para cuidar el recurso hídrico. Hace 10 u 11 años que se repiten los panoramas año tras año, dependiendo el río, hay menor cantidad de agua de agua disponible», aseguró el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli.

«Independientemente de en qué sector estemos trabajando, todos tenemos que hacer algo para mejorar la eficiencia y contribuir en mayor o menor medida a que nos vaya mejor. Nadie que tiene hoy un concesión de agua en Mendoza se puede dar el lujo de derrocharla», agregó Marinelli.

«Con la foto de hoy, la única esperanza es nosotros mismos. El Gobierno también, afrontando en cada sector productivo una visión más integral de lo que se debe hacer para dar respuesta, planificación y apoyo a los distintos sectores de la Provincia», dijo el Superintendente, quien para finalizar señaló: «Estableceremos agendas con sectores de cada cuenca de riego, para juntarnos y con todos estos elemento con los cuáles contamos luego de la presentación, estableceremos esas acciones necesarias para realizar a partir del año próximo».

Cifras que preocupan

El ingeniero Rubén Villodas, director de gestión Hídrica de Irrigación, fue el encargado de prensentar la estimación anual que realiza el organismo.

Para la temporada 2019-2020, el total de agua disponible en Mendoza para los ríos con áreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio.

Considerando el pronóstico y la superficie bajo riego al día, en las cuencas correspondientes, la situación más crítica es la del río Tunuyán, no por tener un mal porcentaje de escurrimiento en sus ríos, sino porque tiene muchas hectáreas para regar.

Villodas destacó que espera que en la temporada 2019-2020 haya alrededor de un 11% menos de agua de la 2018-2019″.

Pronóstico por cada río
Río Mendoza

Año hidrológico pronosticado: Seco. Porcentaje respecto a un año medio 60%.
2018-19 fue el segundo peor año en los últimos 22 años (2010-2011 fue peor).
2019-20 se espera que haya un 12% menos de agua que en 2018-19.

Río Tunuyán

Año hidrológico pronosticado: Seco.
Porcentaje respecto a un año medio 53%.
2018-19 fue el peor año en los 65 años del registro existente.
2018-19 se registraron 3 meses como mínimos absolutos de 65 años.
2019-20 se espera que haya un 6% menos de agua que en 2018-19.

Río Diamante

Año hidrológico pronosticado: Seco.
Porcentaje respecto a un año medio 47%.
2018-19 fue el segundo peor año en los 48 años de registro existente (1996-97 fue el peor).
2018-19 se registraron 3 meses como mínimos absolutos de 48 años.
2019-20 se espera que haya un 8% menos de agua que en 2018-19.

Río Atuel

Año hidrológico pronosticado: Seco.
Porcentaje respecto a un año medio 53%.
2018-19 fue el peor año en los últimos 48 años
2019-20 se espera que haya un 17% menos de agua que en 2018-19.

Río Malargüe

Año hidrológico pronosticado: Seco.
Porcentaje respecto a un año medio 46%.
Río Grande

Año hidrológico pronosticado: Seco.
Porcentaje respecto a un año medio 41%.

Comentarios