Día de los Derechos Humanos y la Restauración de la Democracia

En la mañana de este viernes se llevó a cabo el acto en conmemoración del Día de los Derechos Humanos y la Restauración de la Democracia en el Paseo de la Memoria.  

En la oportunidad, el Intendente Walther Marcolini y el Asesor de Derechos Humanos, Roberto Lucero, convocaron a la dirigencia política y a toda la sociedad a renovar y fortalecer el compromiso con la defensa de los derechos humanos y la democracia de nuestro país. 

“No podemos dejar pasar esta fecha en relación a 38 años de democracia y el Día de los Derechos Humanos. Eleanor Roosevelt dice que los derechos humanos están en todos lados, a la vuelta de la esquina, cruzando la calle y que, si bien los Estados son garantes, es muy importante que la ciudadanía los milite y los defienda” destacó Roberto Lucero. 

El Asesor de Derechos Humanos llamó a la reflexión al indicar: “En ese sentido nosotros vemos que en un país que tiene un 43% pobres, el 8% indigentes y donde hay un femicidio cada 30h, evidentemente la ciudadanía, incluyendo los políticos, estamos mirando para otro lado. Por lo que es una responsabilidad y un reto para el futuro”. 

Por su parte, el Intendente Walther Marcolini realizó un recorrido histórico sobre el origen de este día: “Es importante que hagamos un alto para reflexionar sobre lo que en la Argentina y en el mundo se celebra como el Día Internacional de los Derechos Humanos, a partir de que en 1948 las ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Recordemos que esto fue producto de esa larga noche que había sido la Segunda Guerra Mundial, donde sin duda la cantidad de muertos y las atrocidades del nazismo marcaron un punto de inflexión para la humanidad. Entonces esa arquitectura mundial que surgió desde la creación de la ONU, la creación del Estado de Israel, los Juicios de Núremberg a los jerarcas nazis, la creación de la nueva arquitectura mundial con la creación del BIRF abrían un derrotero al que la Argentina fue adhiriendo”. 

“En 1983 cuando retornó al democracia en ese proceso histórico tan difícil, con la salida abrupta de la dictadura y con todos los problemas que generó la misma con el plan económico de Martínez de Hoz pero fundamentalmente con la violación sistemática a los derechos humanos, que ya había comenzado previamente con la Triple A en la Argentina y durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, llevaron a que el país tuviera que iniciar un proceso en el cual en ese momento el presidente de la República, Raúl Alfonsín, puso énfasis central en que había que construir una democracia para 100 años, y creo que estamos consolidando ese proceso”, recordó Walther Marcolini con respecto a la década del 80 en nuestro país. 

No obstante, indicó que, si bien el proceso democrático ha iniciado, aún tiene un largo camino por transitar para lograr su fortalecimiento: “La consolidación del proceso democrático tiene que ver con la calidad de las instituciones y debo decir que allí tenemos muchas falencias aún, tenemos muchas deudas con la República Argentina. Son los países que logran construir instituciones inclusivas los que tienen la capacidad, no solo de respetar los derechos humanos sino de consolidar y afianzar sus instituciones democráticas y asegurar la calidad de vida para su pueblo y en ese derrotero la argentina aún tiene muchas materias pendientes, tenemos un largo camino que transitar, necesitamos la construcción de consensos”. 

El Intendente consideró que el reciente juramento de los nuevos miembros de la Cámara de Diputados y del Senado de la Nación, es un oportunidad para afianzar la democracia en la Argentina: “Tenemos la oportunidad de pensar en esa construcción de nuevos consensos que la Argentina necesita para afianzar sus Instituciones, especialmente las nuevas instituciones que la Constitución de 1994 estableció con esa consideración de los derechos de primera y segunda generación, la necesidad de establecer el principio precautorio para la protección del medio ambiente, con la creación de nuevas instituciones como fue el Consejo de la Magistratura, la Defensoría del Pueblo de la Nación, el tercer Senador que le daba la representación a la minorías por cada provincia y que ponía en un plano de igualdad esa representación federal, etc.. Creo que, en materia de justicia, de los organismos que hacen y aseguran que un país pueda avanzar, tenemos aún un largo camino para construir un país mejor que garantice el pleno ejercicio de los derechos humanos”. 

Retomó lo señalado por Roberto Lucero al expresar que “en un país que tiene capas de tanta pobreza tenemos un problema que la democracia no ha podido resolver, un problema de previsibilidad económica en el mediano y largo plazo, y de estabilidad macroeconómica, que permite la generación genuina de empleo. En este marco no podemos dejar de contemplar esta visión de la democracia, que es una democracia todavía joven pero que ha consolidado las bases mínimas para no volver a un retroceso como podría ser una dictadura”.  

En la oportunidad, el Intendente destacó que “la década del 80 fue un momento fundamental para nuestra Argentina y esto se debe a que el Dr. Raúl Alfonsín haya sido quien pudo construir las mayorías en el 83; él fue quien denunció el pacto cívico militar para la autoamnistía y llevó, en un hecho inédito en Argentina y en el mundo, al banquillo de acusados a los jerarcas militares de la última dictadura de las 3 fuerzas armadas. El 9 de diciembre de 1985, la Cámara Federal daba su sentencia en lo que fue un juicio memorable. Mientras que, en 1986, el país adhirió por ley del Congreso de la Nación a la Declaración e hizo propio el Pacto Internacional de San José de Costa Rica, que se incorporó posteriormente en la Constitución Nacional del ‘94”. 

Para finalizar, Walther Marcolini convocó a toda la dirigencia política a forjar un país signado por el fortalecimiento institucional y el progreso: “Es en ese contexto que nosotros hoy debemos celebrar la democracia, que debemos hacer un esfuerzo enorme toda la dirigencia por construir un país más estable, más previsible, un país que garantice para las actuales y las generaciones futuras un derrotero mejor. Todos debemos hacer un esfuerzo para mejorar la calidad de la representación política y que las instituciones sean cada vez más inclusivas y garanticen que la democracia en la argentina sea para siempre, y que cada institución, cada organismo cumpla el rol que tiene que cumplir en el país. Con ese deseo los invito una vez más a redoblar esfuerzos desde nuestro pequeño General Alvear, desde donde también podemos hacer nuestro aporte para garantizar que nuestro país pueda avanzar”. 

 

 

 

Comentarios