En Argentina el 50% del mercado laboral sigue teniendo teletrabajo “home office”

Según las encuestas realizadas por Avaya, el 52% de la gente muestra preocupación al tener que regresar a la vida rutinaria de oficina, mientras que el 48% muestra intranquilidad por tener miedo a que su trabajo sea simplemente reemplazado con tecnología. Las estadísticas, aunque no por mucha diferencia, dan a conocer que los ciudadanos argentinos prefieren el trabajo desde la comodidad de sus hogares, puesto que a muchos les evita el tener que transportarse en bus, levantarse muy temprano para poder ir a su lugar de trabajo y también representa gastos de alimentación.

Por lo que los ciudadanos también proponen que el sistema de trabajo sea híbrido, esto se refiere a que tengan que acudir a sus oficinas solo una o dos veces por semana y el resto de tiempo poder seguir realizándolo desde la comodidad de sus hogares.

Esta es una idea que muchas empresas han puesto en práctica no solo por la comodidad de sus empleados, sino también por su seguridad, puesto que, aunque el virus del covid 19 se encuentra más controlado, no ha finalizado todavía y aún existe riesgo de contagiarse. 

¿Tiene hasta ahora beneficios estar en teletrabajo?

Claramente el teletrabajo es una de las nuevas modalidades con las que a pesar de que las restricciones por el virus han minorado y se está volviendo a lo que era el mundo antes de la pandemia del covid 19, muchas empresas en conjuntos con sus trabajadores, le encontraron un lado positivo al tener que trabajar desde casa, beneficiándose así de distintas maneras. 

– Mayor productividad: Esta es una de las más importantes, puesto que permite una mejor gestión del tiempo, porque no se depende de factores externos como el transporte de ida y regreso para su domicilio, tráfico vehicular en el camino, así que tiene una consecuencia muy positiva, porque se optimiza el tiempo.

Y entre toda esta ventaja de optimizar el tiempo, se puede utilizar ese tiempo que antes era aparentemente ‘‘perdido’’, en realizar otras actividades, como muchos de los ciudadanos argentinos hicieron, generar otra fuente de ingresos, creando microempresas a partir de las necesidades que la gente mostraba.

Un punto a su favor en medio de toda esta crisis económica fue los préstamos rápidos, como los que ofrece Crezu en Argentina, que apoya económicamente de manera rápida a estas pymes, creadas a partir de los cambios que generó la pandemia.

-Armonía en la vida laboral y personal: Puesto que se tiene mayor libertad y se puede encontrar un balance entre el éxito profesional y también la vida cotidiana.

– Reducción de estrés: Al poder realizar el trabajo desde casa las presiones son menos, así que produce mejores niveles de bienestar emocional, se siente más seguridad en la calidez del hogar.

-Disminución de gastos: Al evitar comida fuera de casa, el costo del transporte público o en muchos de los casos Uber, permite que se ahorre cada mes un monto extra de dinero. 

Con esto anteriormente enumerado, se puede tener en cuenta que, aunque en un inicio parecía cosa de locos, hoy se sacan beneficios del poder trabajar desde casa. 

Comentarios


Contenido Relacionado