Enérgica movilización en contra de la modificación de la 7.722

Ambientalistas y vecinos de toda la provincia llegaron temprano a la puerta de la Legislatura. Exigen que no se permita minería en Mendoza.

«El agua de Mendoza, no se negocia» y «La 7.722 no se toca» son los cánticos de cabecera que resuenan desde bien temprano en la puerta e inmediaciones de la Legislatura provincial. Una multitud de ambientalistas y vecinos de todos los departamentos se instalaron a primera hora en la Peatonal, en calle Patricias Mendocinas y también en la Plaza Independencia con sus banderas y reclamos bien firmes referidos a la modificación de una norma clave para el desarrollo de Mendoza: la del cuidado del agua.

Mientras tanto, en el interior de una Casa de las Leyes vallada y con una fuerte custodia policial -más precisamente en comisiones-, los legisladores avanzan también desde temprano en los detalles del proyecto impulsado por el Gobierno provincial y que pretende modificar la 7.722 para permitir la actividad minera en algunos puntos de la provincia.

«Esto no es un piquete, es un trabajo para el futuro; para el futuro de nuestros hijos», destacaron los manifestantes. «Somos ciudadanos comunes, y estamos pidiendo por la vida nuestra y de nuestros hijos. En Neuquén, San Juan y Catamarca ya ha pasado lo que están planteando los políticos acá en Mendoza; y los resultados han sido terribles. En otros países el fracking ha sido prohibido también», detallaron Adriana Vélez y Pedro Aramayo, dos mendocinos que -con caretas de vacas que sangran desde la boca- sostenían carteles rechazando este método extractivo de petróleo en el emprendimiento de Vaca Muerta.

«Acá vienen a sacar el poco petróleo que queda con estos métodos; cuando el futuro son las energías renovables y que están proliferando en el mundo. Hay que cambiar la matriz productiva», destacaron.

La gente deja bien en claro el descontento con el gobernador Suarez y la oposición por el impulso y el apoyo a la modificación de la 7.722. No es una ley en contra de la minera es una ley que protege el agua coinciden

El ex intendente de San Carlos y actual diputado provincial, Jorge Difonso y su sucesor en la comuna, Rolando Scanio, también participaron de la movilización. «No hay consenso social para el uso del cianuro. La 7.722 prohíbe el uso de sustancias porque han sido nocivas en otros países del mundo, y eso es algo que el ciudadano no quiere», destacó Difonso, quien participa del tratamiento en comisiones del proyecto; y quien se hizo un espacio para salir a acompañar a los manifestantes. «En San Carlos no hay diferencias entre partidos, somos todos defensores del agua», acotó.

A su turno, Scanio también marcó su rechazo a la modificación y contó que salió del departamento en caravana con productores y vecinos.

«Vengo a estar al lado del pueblo de San Carlos», detalló el intendente. Del mismo modo, descartó que se haya dictado asueto hoy en la comuna para que los empleados pudieran participar de la movilización. «No hay asueto, la atención en las dependencias municipales es normal. Quienes quisieron participar, solicitaron una autorización. Y el compromiso es que luego devuelvan el día de trabajo», explicó.

Fuente: Diario Los Andes

Comentarios


Contenido Relacionado