Las clases comienzan el 21 de febrero en Mendoza

El titular de la Dirección General de Escuelas (DGE), José Thomas junto a la subsecretaria de Educación, Graciela Orelogio explicaron los detalles del calendario escolar para el ciclo lectivo 2022 que comienza el próximo 21 de febrero en todos los niveles y establecimientos de Mendoza.

Febrero es un mes en el que muchas familias eligen para tomar sus vacaciones por lo que el anuncio de la fecha de inicio de clases causó la preocupación de padres y madres que no estaban seguros de poder garantizar el presentismo de sus hijos/as desde el arranque del ciclo lectivo 2022.

En conferencia de prensa, las autoridades de la DGE llevaron tranquilidad a esas familias: recordaron que se pueden justificar las ausencias y que la potestad para hacerlo está en manos de padre, madre o tutor/a.

«Es imposible armar un calendario escolar que cumpla con los días de clases establecidos por ley sin adoptar estas fechas. No podemos empezar ni un día después como tampoco terminar un día antes si queremos alcanzar la meta de los 180 días de clases. Hay que tener en cuenta que el año que viene hay casi 20 feriados y que aún estamos en pandemia por lo que tratamos de garantizar las clases presenciales más aún teniendo en cuenta que muchos/as estudiantes están con trayectorias débiles o tuvieron dificultades para conectarse en estos dos años», señaló Orelogio.

«Puede ser contracultural pero pedimos a la población que entre todos pensemos en el esfuerzo que hay que hacer para mejorar la educación de quienes lo necesitan. Creemos que es un calendario que va a fortalecer el post COVID y que también está pensado para cualquier eventualidad relacionada con la pandemia, justamente, por eso es importante empezar temprano», completó Thomas.

«Tengo que hacer un calendario que cumpla con la normativa vigente. La potestad de justificar una inasistencia es del padre, todo el año se puede justificar, siempre fue así, incluso hay muchos papás y/o mamás que ya han pasado por circunstancias así y luego el hijo/o probablemente ni falta durante el resto del año, siempre hay un equilibrio en estos casos. Para garantizar el derecho a la educación, puede certificar esa falta. Lo que yo no puedo hacer es faltar a la ley nacional y reitero: pensemos en esos estudiantes con trayectorias débiles o en situación de vulnerabilidad, no hay mejor lugar para estar que en la escuela y quizás 5 días no le cambien la vida a muchos pero para otros tantos es importante, por eso se los acompaña en el inicio de ciclo y en el final», cerró el titular de la DGE.

 

Comentarios