Prisión perpetua para el femicida que mató a su ex esposa

Ramón Castro fue hallado culpable por un jurado popular por haber apuñalado por la espalda a la mujer en 2018.

Ramón Omar Castro Porcel fue condenado por homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por violencia de género, por el asesinato de Roxana Ferreyra, su ex esposa y madre de cuatro hijos.

El brutal femicidio ocurrió el 5 de noviembre de 2018 en calle C, en el paraje El Ceibo de General Alvear.

Ese día Castro persiguió en moto a Ferreyra, quien iba a trabajar también en una moto, la chocó y tiró al piso. Después la apuñaló por la espalda al menos tres veces y luego la degolló.

Una vez que consumó el asesinato, el hombre recogió el cuerpo y lo tiró a un cauce a la vera del camino.

Tras el homicidio, Castro Porcel estuvo a punto de suicidarse colgándose de un árbol con un alambre. Sin embargo se arrepintió, llamó al 911, confesó lo que había hecho y se entregó a la Policía.

Con el veredicto de culpable, el juez Julio Bittar le impuso la pena máxima que prevé el Código Penal y condenó a Castro a prisión perpetua. De esa manera, deberá purgar no menos de 35 años antes de poder solicitar algún beneficio excarcelatorio, siempre sujeto a diversas condiciones legales.

El juicio por jurados popular, que se desarrolló en los tribunales de San Rafael, fue el primero en Mendoza en este 2020 y el tercero que se realiza en el Sur desde que se implementó esta modalidad en la Justicia mendocina.

Comentarios


Contenido Relacionado