Reclamos por la paralización de las obras en la ruta 188

Una nueva paralización de las obras en la ruta 188 en el tamo de Alvear a Malargüe más la falta de apertura de una parte de la traza para definir la totalidad volvió a movilizar a las comunidades sureñas.

Las principales autoridades municipales junto a las cámaras de comercio de ambos departamentos más los Autoconvocados de Malargüe y Los Históricos de Alvear se reunieron en tierras malargüinas para delinear las acciones a seguir en el corto plazo. Legisladores por el cuarto distrito y concejales también fueron parte del cónclave.

El malestar se resume en una de las frases más punzantes del encuentro que tuvo como destinatario a las autoridades gubernamentales “llevamos décadas luchando por esto y hubo muchas promesas, hay que terminar con el franeleo. Que cumplan con los compromisos”, dijo Javier Odetti, presidente de la cámara empresaria de Alvear.

Después de conocerse que la UTE, conformada por Genco y Obras Andinas (Danilo de Pellegrin está fuera), retiró a todo el personal y los equipos y paró totalmente los trabajos de pavimentación en el tramo 2 de la ruta 188 por la abultada deuda que mantiene Vialidad Nacional (son 21 kilómetros desde Soitué en San Rafael que fueron licitados en la gobernación de Francisco Pérez) se desató la ira en ambas comunidades.

A fines de 2018 a la UTE le abonaron $600.000 sobre un total que asciende a los $23.000.000.

El segundo y gran reclamo que partió desde todos los ámbitos fue la falta de apertura de un trayecto de unos 15 kilómetros para terminar de definir la traza completa del camino. Ese punto más la paralización de la obra, el mantenimiento general de la ruta fueron parte del temario que consta en una nota dirigida a Patricia Gutiérrez, Administradora de Vialidad Nacional.

“Hace falta que consigamos un cronograma definitivo, un arreglo donde se pueda pagar lo que se le debe a la UTE y avanzar a los 15 que falta de apertura de manera tal que la traza que se declaró de utilidad pública y define la traza completa puede comenzar a ser una realidad. También están los otros reclamos como el mantenimiento permanente y mejora en algunos tramos”, dijo el intendente Walther Marcolini.

Además, el jefe comunal alvearense aseguró que está la predisposición de Martín Kerchner para oficiar de mediador por eso elevaron formalmente un pedido al Ministro de Infraestructura mendocino para que convoque a una reunión con todas las partes en pugna, Vialidad Nacional y también Provincial, a las empresas, los municipios y las entidades empresarias y sociales.

“El tema político hay que dejarlo de lado más allá que estemos todos dentro de Cambiemos, es un tema que viene de hace muchos años y los colores políticos han pasado todos y no hemos tenido respuestas, ahora tal vez un poco más pero falta el 50% para que se terminen y vamos a hacer todo lo posible para que se concluyan”, sostuvo Fernando Glatygni, presidente del Concejo Deliberante de Malargüe.

Los primeros en poner el grito en el cielo por un nuevo retraso en las obras de la ex ruta 184 fueron los grupos sociales de ambos departamentos.

“Esperamos que de esto salga algo grande para movilizar a todos y sobre todo a los actores principales, a los gobiernos, y que no nos sigan charlando”, dijo Mariano Amuchásteguí de Los Históricos de Alvear.

Juan Montanari, de los Autoconvocados malargüinos, insistió “hay mucho compromiso de las dos poblaciones y poco de la parte gubernamental. Deben comprometerse más con el pedido de la gente”.

“Nos preocupa ese dinero que se invirtió en la ruta y al parar la obra todo eso se desperdicia. Estamos muy preocupados por la situación pero no nos vamos a quedar con los brazos cruzados y ahora con la habilitación de carga pesada por el Paso Pehuenche es imprescindible la ruta, hay que unir los dos océanos para el progreso de nuestra región”, expresó Víctor Arce, vicepresidente de la cámara de Malargüe, que también fue parte del cónclave en el Centro de Congresos de Malargüe.

Comentarios