Se renueva el programa de producción porcina con fines sociales

Se realizó la firma de convenios entre la Municipalidad, seis productores porcinos, Merenderos y el Gobierno de Mendoza por tres millones de pesos, correspondientes al Programa de fortalecimiento de la producción porcina con fines sociales. También se firmaron Actas Acuerdo entre el Municipio, 12 merenderos y comedores de nuestro Departamento, beneficiarios del programa.

Durante la firma el Intendente Walther Marcolini destacó la importancia de este programa que ofrece un gran beneficio, tanto para los productores como para aquellos que reciben los productos en contraprestación: “Es un impacto directo porque promueve el fortalecimiento de los micro emprendimientos y nos da la posibilidad de desarrollar una cadena de la industria cárnica porcina, a la vez que ponemos proteínas de calidad en los merenderos, todo controlado por el Matadero Municipal y bromatología, generando un círculo virtuoso y una respuesta directa a las necesidades de los vecinos”.

Asimismo, el Secretario de Desarrollo y Promoción Carlos Ponce dio más detalles acerca de este convenio con seis productores porcinos que abastecerán el Programa de Carne con Fines Sociales de Cerdo: “En la primera edición hubo un aporte por parte de la Provincia de un millón y medio de pesos, lo que fue un equivalente de 14.500 kilos de carne que fueron repartidos en los merenderos. Hoy estamos con una cantidad de 5.500 kilos de carne entregada, que se transforman en raciones, con el primer programa se termina con siete mil kilos de carne en pie y con este nuevo programa que son tres millones de pesos, se firmará un acta acuerdo con 12 merenderos que atienden 640 raciones semanales que atender, y nosotros comprometemos 12500 kilos de carne en pie que los productores van a devolver con este financiamiento que están tomando”.

Entre los seis productores que accedieron a este programa se encuentra Juan Carlos García, quien dijo: “Este es un dinero que nos entregan y nosotros producimos capones para entregar a los merenderos. Este programa ha dado un muy buen resultado y por eso se sigue apostando a la producción porcina, en nuestro caso vamos a comprar una mezcladora y traer algunos reproductores híbridos”.

Los merenderos beneficiados por este programa no dudaron en mostrar su alegría, ya que les permite llevar proteínas a la mesa diaria, siendo los principales destinatarios los niños. Así lo reflejó Liliana Sosa, del Comedor de Iglesia Revelación Siglo 21, ubicado en el Barrio Matadero: “Estamos renovando el contrato por la carne de cerdo para el comedor. Es una bendición ya que nos hace mucha falta, tenemos alrededor de 80 personas entre niños, madres y seguramente los papás también comerán. En nuestro caso cada persona retira una porción de comida”. En la misma sintonía se mostró Rubén Darío Buchelo, del Comedor La Fe de Cristo, ubicado en Carmensa: “Gracias a estos programas podemos ayudar a la gente. El objetivo no es solo dar un plato de comida, sino potenciar a la familia y a la persona. Atendemos a 65 personas, con niños desde los 3 años hasta los 10 años, además de otros chicos más grandes”.

Comentarios