La Cámara reclamó un plan para asistir a productores e industriales afectados por las heladas

Debido a las heladas sufridas en los últimos dos meses que arrasaron con la producción frutícola y vitícola del departamento, desde la Cámara de Comercio enviaron una nota al gobernador Rodolfo Suárez en la que reclamaron un plan de asistencia integral dirigido a productores como al sector agroindustrial, ambos devastados por igual por la contingencia.

Desde la entidad alvearense solicitaron la puesta en marcha, tanto por la Provincia como la Nación, planes de empleo para evitar despidos, aportes no reembolsables, reducción de la carga impositiva entre otros aspectos.

Los pedidos a Rodolfo Suárez

En la misiva que lleva la firma de Jorge Noguerol, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de Alvear, se aclara que “las inclemencias de este año, que se suman a los años anteriores, ya sean heladas o granizo, han dejado un horizonte desolador pensando en que hay que transitar más de un año para pensar en volver a cosechar”.

Ante la grave crisis del sector agroindustrial se solicitó, más allá de la aplicación del seguro agrícola u otras herramientas financieras “una ayuda extraordinaria en carácter de aporte no reembolsable para afrontar las tareas necesarias para que tantas familias productoras puedan, no solo realizar las labores culturales, sino atravesar todo el tiempo que resta hasta una futura cosecha”.

También se mencionó la urgente necesidad de poner en práctica “programas para sostener el empleo a fin de evitar despidos tanto en las fincas como en la industria”.

 “La reducción de la carga impositiva se impone como una manera de palear la crisis generada por las contingencias”, agrega el escrito.

Además, se reiteró el pedido para “contemplar la reducción de la tarifa eléctrica”, diferimiento del pago de impuestos (como Ganancias), entre otras medidas.

“Somos conscientes que tanto la Provincia como la Nación deben actuar en conjunto, ya que se requiere de una solución integral para hacer frente a la grave situación que atraviesa la agroindustria”, cierra la nota enviada a Rodolfo Suárez.

 

La nota completa

Nos dirigimos a Ud. para poner de manifiesto la grave situación que atraviesan los productores agrícolas y vitícolas luego de las heladas ocurridas en los últimos dos meses que literalmente diezmaron la producción de la temporada 2022/23.

Demás está decir que Ud. está al tanto de la situación desde el momento en que articuló las medidas necesarias para declarar la emergencia agropecuaria tras las últimas contingencias.

Sin embargo, también es preciso decir que las herramientas que entrega esa declaración terminan siendo insuficientes para afrontar un panorama tan sombrío como el que está enfrente para tantas familias productoras.

Sabemos que las líneas crediticias que se ponen a disposición de los productores son de ayuda pero al mismo tiempo debemos decir que suelen ser escasas, de difícil acceso y si se obtienen terminan siendo, en muchos casos, una pesada carga para el agricultor.

 Las inclemencias de este año, que suman a los años anteriores, ya sean heladas o granizo, han dejado un horizonte desolador pensando en que hay que transitar más de un año para pensar en volver a cosechar.

Por ello es que solicitamos, más allá del seguro agrícola u otras herramientas financieras que se pongan a disposición, una ayuda extraordinaria en carácter de aporte no reembolsable para afrontar las tareas necesarias para que tantas familias productoras puedan, no solo realizar las labores culturales, sino atravesar todo el tiempo que resta hasta una futura cosecha.

Dentro de este panorama desolador, no se puede dejar de contemplar al sector industrial, que es otro afectado directo por la falta de materia prima.

La reducción de la carga impositiva se impone como una manera de palear la crisis generada por las contingencias.

Contemplar la reducción de la tarifa eléctrica al igual que la condonación de intereses y multas que puedan existir en AFIP y ATM, o el diferimiento del pago de impuestos (como Ganancias), son algunas de las medidas que requiere el sector para afrontar las dificultades que están a la vista de todos.

También es preciso poner en práctica programas para sostener el empleo a fin de evitar despidos tanto en las fincas como en la industria.

Somos conscientes que tanto la Provincia como la Nación deben actuar en conjunto, ya que se requiere de una solución integral para hacer frente a la grave situación que atraviesa la agroindustria.

 

Comentarios