Tenía prohibición de acercamiento el acusado de matar a Roxana

“Tenía una condena por violencia de género y tenía actualmente una prohibición de acercamiento”, explicaron sobre la situación de Ramón Castro, el hombre acusado y detenido este lunes por asesinar de una puñalada y degollar a su ex pareja, Roxana Verónica Ferreyra (39), en una finca de General Alvear.

El sospechoso fue encontrado por una búsqueda que realizó la policía de Alvear tras encontrar el cadáver de la mujer, quien tenía tres hijos: dos menores y un mayor.

La víctima vivía en el barrio Zangrandi de El Ceibo. Este lunes, alertaron sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer que presentaba una herida profunda en el cuello e inmediatamente apuntaron a su ex pareja, Castro.

El hecho fue descubierto en Calle C, entre la 10 y 6, donde se caracteriza por ser un terreno de grandes dimensiones rodeado por fincas.

El hombre detenido tiene 39 años y personal de la Unidad Investigativa lo encontró en calle 13, a 2.000 metros de distancia de la escena. Tras su captura, los pesquisas confirmaron que tenía una condena por violencia de género contra Ferreyra y que tenía prisión domiciliaria.

Sin embargo, desde la semana pasada, detallaron, “le habían levantado la domiciliaria y tenía una orden de prohibición de acercamiento”, agregaron fuentes del sur.

El hecho fue descubierto pasadas las 8 de este lunes cuando encontraron el cuerpo de una mujer en un desagüe. Al llegar, los uniformados confirmaron los datos y descubrieron a Roxana Ferreyra, quien tenía un corte en la zona del cuello y estaba sin vida.

También había una moto por lo que la reconstrucción señala que la víctima había salido temprano de su domicilio para llevar a sus hijos al colegio y, tras dejarlos, fue alcanzada por su ex pareja que la había seguido.

Tras un forcejeo y discusión, la atacó con el arma blanca y la tiró al desagüe

El autor llamó al 911 y confesó el femicidio

Ramón Castro llamó al Centro estratégico de Operaciones minutos después de matar a su ex pareja. En la comunicación, que duró pocos segundos, el hombre confesó que había tenido un problema con Roxana Ferreyra y afirmó: “Le corté el cuello”.

Inmediatamente los policías mandaron una patrulla hasta la escena para confirmar los dichos, situación que se corroboró a los pocos minutos. Seguidamente, el autor les dijo a los operadores del CEO que se quería quitar la vida. Luego quedó detenido.

Fuente: Sitio Andino

Comentarios