Una caliente sesión de recambio de Concejales

La semana dejó, dentro de los temas políticos, un recambio de concejales bien picante que incluyó: denuncias, reclamos y chicanas en el salón San Martín del Concejo Deliberante.

“Tengo sentimientos encontrados de esta sesión”, resumió la Concejal Alejandra Torti tras concluir la sesión donde se renovó la mitad del Concejo Deliberante local.

Si bien la concejala radical lo dijo por un motivo en particular muchos tuvieron un sentimiento similar después de los diferentes hechos y acciones que se vivieron en el salón San Martín.

En la previa, quienes marcaron presencia y tuvieron un acalorado reclamo fueron los docentes y padres del Jardín Maternal Ayún; jardín que fue cerrado según dijeron desde la DGE por falta de documentación de la Fundación que lo maneja, marcó presencia.

Ni el himno nacional argentino pudo con el grito contundente: “El Ayún no se toca”. El pedido de los docentes, para que vuelva todo a foja cero, se dio durante toda la sesión.

“Una sesión bastante ruidosa, la gente del Ayún nos recuerda que tenemos que trabajar por la educación pública, lo que sucede afuera retumba acá adentro”, dijo la Concejal del Frente de Todos Silvina Melzi, luego de jurar en el estrado.

“Fue una sesión poco agradable, pero entendemos que la gente puede expresarse cuando desea, más allá de todo se pudo llevar adelante la sesión”, declaró la Presidenta del Cuerpo deliberativo Mabel Ucceli.

La oposición y una jugada para que no jurara un Concejal

Ante de empezar la sesión el Frente de Todos planteó que el Concejal electo por el radicalismo Hernán Climent no jurara hasta que no resolviera o aclarara su situación con la justicia, por una posible inhibición a raíz de una quiebra voluntaria.

“Posponíamos la jura del concejal porque nos enteramos que tiene una sentencia y esta inhibido, la ley de ficha limpia dice que ninguna persona que lo esté, como este concejal, no puede ser candidato, nos preguntamos por qué se le otorgó el certificado de ficha limpia para que le pueda asumir, pedimos un tiempo de 30 días para que el tenga toda la información o para que la justica  se termine de expedir, por eso nos llena de dudas, presentamos documentación y hasta el 27 de abril estaba inhibido por la justicia por eso nos parece muy raro todo esto, nosotros queremos llevar un mensaje de calma más que nada”, dijo Ariel Andrés, Concejal del Frente de Todos.

La respuesta de Climent no se hizo esperar y afirmó que no tiene ningún problema con la justicia.

“Fue una demostración de una política mediocre, utilizar el concejo, esta institución para tanta mediocridad la verdad que da lástima, ojalá que los concejales se pongan a trabajar para usar bien las instituciones; por ese Alvear que pensábamos todos. No tengo ningún problema con la justicia, no estoy inhabilitado, he pasado todos los procesos para ser candidato y por supuesto concejal, la junta electoral nos entregó los certificados después de presentar los pasos legales y administrativos que nos exigieron en todas las etapas”, aseguró Climent.

El planteo de la oposición prosperó, hubo dos despachos se pidió votación nominal que ganó el oficialismo y Hernán Climent terminó jurando por concejal por cuatro años.

Juntos… pero no tanto

Adrián Caltabiano, quien integró el Frente Cambia Mendoza aseguró que va a seguir dentro del bloque oficialista y tiró por tierra las versiones que decían que podría partir el bloque.

El edil de Cambia Ya! dijo que será coherente con sus acciones y que asumió con una grandísima responsabilidad, “Pienso, digo y hago en una dirección siempre, ahí me van a encontrar. Yo dije que no iba abrir para no malgastar plata en asesores, no quiero crear sueldos así que voy a trabajar con gente que me va asesorar gratuitamente”, aseguró

 

 

Comentarios