Ya hay 50 escuelas que tienen protocolos para volver a las aulas en Mendoza

La DGE aprobó las pautas para el retorno a clases presenciales. Alumnos de los últimos años de diez colegios públicos y privados ya reciben apoyo escolar en los establecimientos.

Con el decreto del gobernador Rodolfo Suárez de la semana pasada, se dispusieron flexibilizaciones ante la emergencia sanitaria, entre ellas, el regreso a clases presenciales para ciertos grupos de manera optativa. Según se había anunciado esto se iría concretando en la medida que los establecimientos educativos se adaptaran a los protocolos y generaran una adecuación de sus entornos.

Así, ya hay 50 escuelas que cuentan con sus protocolos aprobados, de las cuales 10 ya comenzaron sus actividades bajo los nuevos parámetros. Esto incluye colegios de Nivel Primario y Secundario, tanto públicos como privados. Según se informó desde la Dirección General de Escuelas (DGE) se incluyen instituciones del Gran Mendoza, San Rafael, General Alvear, Valle de Uco, Lavalle, algunas de alta montaña y en los próximos días se aprobarán algunas de la zona Este.

La resolución N° 2777 publicada el lunes por la autoridad escolar local le dio forma a los requisitos y procedimientos para garantizar el acceso seguro ante la pandemia de Covid-19. En total deben activar sus protocolos 2000 establecimientos, de los cuales alrededor de 1300 son públicos.

Tal cual se había anticipado, se dará prioridad a los alumnos de los últimos años de los dos niveles, es decir séptimo grado y quinto o sexto año. Asistirán a clases presenciales aquellos alumnos que hayan presentado trayectorias débiles, por dificultades para alcanzar los aprendizajes prioritarios o por problemas de conectividad. Pero además, se ha contemplado que también acudan alumnos de otros grados o años que presenten las mismas condiciones, si así lo consideran necesario docentes y directivos.

La subsecretaria de Educación, Graciela Orelogio, señaló que algunos habían iniciado el proceso con anticipación. Explicó que las escuelas elevan la propuesta a la dirección de línea y está a la DGE. Luego, se transfiere la información al ministerio de Salud que activa un protocolo particular de acción del sistema en la zona aledaña al establecimiento.

“Es apoyo escolar, no clases presenciales, por eso van entre una y dos horas según decidan los directivos”, detalló. Agregó además que en general, los chicos convocados han asistido.

Cabe recordar que el martes ya habían iniciado la actividad presencial los alumnos de escuelas técnicas de los últimos años que debían realizar las prácticas.

Burbuja
Se utilizará el Modelo “Burbuja” como estrategia de agrupación. Este consiste en la conformación de distintos grupos de estudiantes que deben evitar interactuar entre sí.

Las personas deberán mantener en todo momento una distancia de 2 metros para lo cual se dispondrá el mobiliario y cuando no sea posible se apelará a barreras físicas.

Los grupos o burbujas tendrán una capacidad limitada, según la cantidad de metros cuadrados disponibles no debiendo superar el máximo de un alumno por cada 2 m2 de cada espacio abierto, aunque en ningún caso serán más de 10.

Se establecerá un ingreso y egreso escalonado de los distintos grupos para evitar en todo momento que se formen aglomeramientos de personas.

Los alumnos no deben usar el transporte público para el traslado por lo que aquellos que no pueden acceder a su edificio escolar tendrán a disposición espacios municipales cercanos a su domicilio.

Docentes
Los directores son los que establecerán y acordarán qué docentes asistirán a clases presenciales. La funcionaria destacó que los docentes que sean convocados deberán asistir y sólo están exceptuados aquellos comprendidos en grupos de riesgo o que su traslado presente ciertas particularidades. Es que la norma indica que la asistencia no debe requerir traslados interurbanos en transporte público (más de 50 kilómetros), o bien cuando tratándose de una distancia menor deba realizarse trasbordo utilizando, más de un vehículo de transporte público para llegar al establecimiento. Además se los habilita al cambio de funciones.

Limpieza y prevención
Orelogio mencionó que un directivo y un celador reciben capacitación por parte del Ministerio de Salud sobre temas de procedimientos de limpieza, lo que incluye que esta sea permanente en los baños.

Se solicita disponibilidad de jabón líquido, toallas de papel y de alcohol en gel, que no se compartan útiles y utensilios y momentos para la higiene. Siempre debe usarse tapabocas dentro de la institución.

Se completará una planilla de ingreso al establecimiento cada día con datos, condición de salud o contacto estrecho del alumno y los docentes. Además debe colocarse señalética con cuidados preventivos.

Cómo se actuará ante un Covid-19 positivo
La resolución de la DGE establece que si se presenta un caso sospechoso, todo el grupo al cual pertenece el mismo deberá abstenerse de asistir a las actividades hasta que se confirme o descarte la infección por Covid-19.

De confirmarse, el grupo de estudiantes deberá considerarse contacto estrecho del caso confirmado y en consecuencia, respetar el aislamiento durante 14 días a partir de la última exposición con el caso confirmado.

Si se descarta, todo el grupo se reintegrará a clase. Pero además indica que el docente y el personal que haya mantenido el distanciamiento adecuado con el grupo podrá seguir dando clases a otro grupo. En tanto, el resto de los grupos y la totalidad de docentes y no docentes podrán seguir con las tareas establecidas.

Fuente: Diario Los Andes

Comentarios


Contenido Relacionado