Al salón de la fama

El alvearense Gustavo Pérez volvió a hacer historia terminando un nuevo Ironman.

El 14 de octubre de 2017 se corrió la 39º Ironman World Championship Hawai-41º edición- y Gustavo dijo nuevamente presente en la cita máxima del Triatlón Ironman.

“Feliz, dolorido pero feliz. Mi sexto IRONMAN y mi segundo Mundial aquí en Kona. Una vez más lo logré y una vez más recibí tantos mensajes y llamadas de apoyo que no les podía fallar. Mil gracias por tanta vibra.
Tuve momentos muy duros en las tres disciplinas, la cabeza y el saber que desde lejos me estaban siguiendo me sacaron adelante. Tremendo calor nos tocó hoy, prueba de ello es que me fui a la largada con 61,300kg y cuando terminé, pasando previamente por el baño, la balanza acusó 57,700kg, Hawai es así, lo llegás a odiar pero lo terminás amando. Gran abrazo desde la isla”, escribió el deportista alverense en la red social facebook.

Gustavo cronometró 10 horas, 42 minutos y 18 segundos, con parciales de: 01:19:03 en natación, 05:36: 59 en ciclismo y 03:31:47 en pedestrismo para recorrer los 226 kilómetros del desafío de Kona. Mejoró su tiempo anterior en un poco más de 12 minutos y logró el sexto parcial de pedestrismo en su categoría de 50 a 54 años. Ocupó el puesto 35º en su categoría y 711º en la general.

1- “Estuve a punto de colgar las zapatillas y la bicicleta…”

Maestro y Profesor Nacional de Educación Física egresado de Instituto Nacional de Educación Física Jorge E. Coll de Mendoza. Casado con Andrea y padre de cuatro hijas: Nazarena, Guadalupe, Renata y Ana, su benjamín de 9 años.

Su lugar en el mundo es General Alvear a pesar de haber vivido durante 17 años en Neuquén durante 1989 y 2005. Ese año regresó a su terruño, compartiendo su vocación docente en escuelas rurales y reflotando su pasión por el atletismo con forma de triatlón.
“En las escuelas veo a diario que los chicos van sin medias y por el comedor, y la mayoría de los días no tienen pan porque no alcanza el presupuesto”, suele recordar.

2- “Cuando el Triatlón llama…”

Como era de esperar se acercó al deporte a través del fútbol jugando en la primera del Club Colón de Alvear en la década en que el triatlón nacía en Hawai. Su carrera como atleta y ciclista se concretó en Neuquén. Gustavo tuvo su primera experiencia internacional en el año 2000, representando a Argentina en el Duatlón Internacional de Calais, Francia.

“Me fui alejando de los triatlón porque la natación no era mi fuerte, comencé de grande y es una actividad muy técnica”, explica. Aunque probó las variantes del deporte aventura, a los 38 años sintió que estaba agotado. “Dejé porque era muy duro entrenar en el sur, por el clima, el viento y las temperaturas. Paré tres años y medio” recuerda.

Entonces fue fundamental la influencia de otro grande del deporte alvearense, el atleta Cristian Malgioglio, que no paró de insistir hasta que Gustavo retomó la actividad y se sumó al “Team Olímpico” que dirige.

“Fue más difícil que a los 20 años pero el grupo te lleva y se hace más ameno entrenar” dice.

3- “Cuando el Ironman llama…”

Recorrió gran parte de su país a través de la práctica de su deporte. “Siempre a pulmón, hace tiempo que no voy a golpear más puertas”. La primera experiencia del Circuito Ironman fue en Sudáfrica, en abril de 2012, fueron 3000 dólares los costos y los pagó de su bolsillo.

El 11 de octubre de 2014 se realizó “36º Campeonato Mundial Ironman de Hawai”. Gustavo participó en su primer Campeonato Mundial Hawaiano ocupando el puesto 121º en su categoría, la ubicación 809º en la clasificación general de los varones y el lugar 908º en la clasificación general incluyendo ambos sexos. El tiempo empleado fue de 10:55:00 con parciales de 01:24:22 en natación, 05:59:59 en ciclismo y 03:15:47 en pedestrismo.

Sus primeras palabras publicadas en Facebook fueron: “Alegría, emoción, dolor, sufrimiento, entrega, pasión y un sin numero de sensaciones pasaron por mi cuerpo y mente durante las 10 horas y 55 minutos que demandaron los 226 km del Ironman World Championship Kona 2014, una competencia tan dura como emotiva, así es Hawai, te pone a prueba al límite”.

Comentarios