En el inicio de 2023, la RTO y su multa aumentaron 80%

Al subir el valor de las unidades tributarias, se elevó el monto que hay que pagar. La revisión de un auto pasó de $3.267 a $5.880 y la multa por no llevarla, de $3.000 a $5400.

Como ya sucedió los primeros días de 2022, en cuanto comienza un nuevo año se actualizan los valores tanto de la Revisión Técnica Obligatoria como de las multas por no tenerla o que se haya vencido. En 2023, el ajuste implica un 80% de aumento con respecto a lo que costó durante el año pasado. Es que valía $3.267 para los autos y $3.630 para las camionetas, y ahora pasó a $5.880 para el primer caso y a $6.530 para el segundo.

En cuanto a las motos con una cilindrada de hasta 300cc, la revisión técnica tiene desde ayer un costo de $2.220 (en 2022 era de $1.234,20), y para las de más de 300cc, el valor es de $4.050 (en luga de los $ 2.250,60 vigentes hasta el viernes pasado). Y los dueños de camiones particulares deben considerar $8.100 (el año pasado debieron pagar $4.500).

La suba responde a que el valor de la RTO para los distintos tipos de vehículos se asocia a una determinada cantidad de unidades fijas. De ahí que, cuando se define la equivalencia en pesos de cada UT para el año que comienza, se modifican los montos asociados a esta unidad de cálculo.

Eduardo Toranzo, vicepresidente de la Cámara de la RTO, indicó que estiman que cerraron 2022 con unos 380 a 400 mil vehículos verificados, de un parque verificable de 650 mil, lo que significa una cifra importante, pese a que debería haber sido un poco superior. De todos modos, se debe tener en cuenta que, en junio del año pasado, sólo el 30% del total había realizado la verificación y desde la entidad habían estimado cerrar 2022 con un 55%, mientras que se alcanzó un 61%.

 

Comentarios