Iscamen crea el primer Laboratorio de Fiscalización de cannabis de Mendoza

El laboratorio trabajará en la investigación, desarrollo, reproducción y extracción de cannabis medicinal, funcionando como un centro modelo para la provincia y el país. Desde el Gobierno provincial insisten en que la Nación reglamente la ley para poder avanzar en este proyecto que ayudará a ampliar la matriz productiva.

El mismo está ubicado en la Bioplanta de Santa Rosa del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), que conduce el alvearense Alejandro Molero.

El Gobernador Rodolfo Suarez destacó que “este es un paso muy importante que estamos dando en la provincia de Mendoza. Venir aquí, al Iscamen, es sorprendente por la tecnología y el profesionalismo con que se está trabajando y, a partir de ahora, quienes pretendan llevar adelante estos proyectos tienen esta infraestructura”. También explicó que los interesados encontrarán en este espacio un lugar para conocer todas las bondades de este producto y asesoramiento y comentó que en estos momentos “se está capacitando al personal, para poder asesorar sobre aquellas innumerables consultas que ya tenemos”.

El objetivo del laboratorio es evaluar el comportamiento agronómico y productivo de Cannabis sativa en nuestra tierra y nuestro clima, asegurar el control de plagas, la producción de nuevas cepas y el asesoramiento y control de los productores que en el futuro quieran incursionar en esta industria con fines sanitarios e industriales.

Ante esto, el presidente del Iscamen sostuvo que se acaba de dar un paso importante a la espera de la reglamentación de la ley nacional para que comiencen a llegar las inversiones privadas, aunque anticipó que hay muchos interesados en realizarlas.

“Estamos dando a luz un laboratorio de alta complejidad con la tecnología más avanzada del mundo para fiscalizar la producción desde la semilla hasta la extracción de aceite y convertirnos en un centro de desarrollo e investigación que les permita a los inversores saber cuáles son las variedades que mejor se adaptan a las condiciones climáticas de Mendoza y capacitar también al personal que realizará esta tarea”, comentó Molero, y manifestó que el potencial de esta industria “no tiene techo”.

El funcionario también explicó que Mendoza reúne numerosas características, como el clima, ya que “nos permite tener estándares de producción muy importantes”. A esto, mencionó qué se va a medir en este centro de investigación: “Allí vamos a encontrar esa `Marca Mendoza en producción de canabbis que permita que cualquier persona del mundo que necesite este tipo de medicamentos sepa que fue producido en Mendoza, en qué finca, de qué planta y flor”.

¿Cómo funciona el laboratorio?

La puesta en marcha del primer Laboratorio de Fiscalización de cannabis en la provincia implica inversión en las instalaciones y equipos necesarios para el funcionamiento de una industria que no solo representa el derecho a la salud y a la seguridad de los pacientes sino una oportunidad en la diversificación de la matriz económica local.

De esta forma, el Gobierno de Mendoza, antes de dar autorización a privados para desarrollar esta industria, garantizará la seguridad, calidad y trazabilidad (seguimiento) del producto.

El laboratorio se enfocará en evaluar el comportamiento agronómico y productivo del Cannabis sativa L en nuestro clima y suelo, en condiciones de cultivo indoor, invernáculo, y outdoor de diferentes quimiotipos.

También ofrecerá a los privados herramientas que permitan conocer el desarrollo agrícola, variedades, aspectos técnicos y formas de cultivo a los interesados en la producción. Además, se enfocará en el desarrollo de variedades locales, es decir, “cepas” que sean seguras y aptas para Mendoza.

A esto se agregarán programas de capacitación para técnicos de laboratorio en manejo de pesticidas, uso de cromatógrafo y trazabilidad. Al ser un centro modelo, también ofrecerá colaboración a organismos de todo el país que requieran información técnica sobre el cannabis medicinal.

 

 

Comentarios