Las catas fueron declaradas plaga en toda la provincia

Con daños de hasta el 100% en algunos cultivos, la especie ya tenía esa categoría en cinco departamentos, ahora podrá ser controlada y erradicada en toda Mendoza.

Myiopsitta monachus, conocida popularmente como cata o cata verde, es uno de los grandes problemas que han tenido que enfrentar los productores en Mendoza. Tal es así que en 2017 fue declarada como especie perjudicial y dañina solo San Martín, Rivadavia, Junín, Maipú y Luján de Cuyo. Ahora, esa realidad se extenderá en toda la provincia ya que fue declarada plaga en todo el territorio. Esto permitirá que sea controlada y erradicada.

Desde hace años, productores locales vienen luchando contra la especie de Fauna Silvestre Myiopsitta Monachus. Esta especie encontró en Mendoza un entorno ideal para su reproducción y de allí los problemas que ha traído. De las plantaciones frutales de la provincia obtienen variados alimentos, lo que se traduce en pérdidas de hasta el 100% en algunos cultivos.

Para menguar los daños, a partir de este lunes y por medio de la Resolución N°: 420 de Iscamen, publicada hoy en el Boletín Oficial de Mendoza, fue declarada “plaga de la agricultura, en todo el territorio de la Provincia de Mendoza”.

Ahora, la Secretaría Técnica de ISCAMEN de Agroecología podrá realizar la evaluación de situaciones de emergencia existentes o que pudieran producirse, proponiendo la adopción de las acciones fitosanitarias y técnico-administrativas que coadyuven a controlar el foco de la plaga en cuestión procurando y permitiendo su control y erradicación.

En la nueva normativa, el Ministerio de Economía y Energía y el Ministerio de Seguridad de la provincia deberán colaborar con el Iscamen para el cumplimento de la resolución. Así mismo, la Dirección de Recursos Naturales Renovables trabajará para aunar criterios y mecanismos de lucha contra la plaga en cuestión.

Métodos de erradicación

Entre las consideraciones de la Resolución N°: 420 se habla de “la elaboración de un Plan de Trabajo Integral coordinado por Iscamen con la participación de los Municipios interesados, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia, el Ministerio de Energía y Economía y la Dirección de Recursos Naturales que permita definir las acciones de control más adecuados”.

Justamente, en septiembre de este año, desde la Dirección de Agricultura de la provincia comentaron a Los Andes que este fue el primer año en el que se comenzó a trabajar de manera conjunta con las otras áreas del Gobierno de Mendoza.

Si bien la normativa permite la utilización de métodos cruentos para la erradicación de la plaga, el plan de acción impulsado por las autoridades promueven las técnicas incruentas, es decir, que no se mata al animal.
Entre los que se aplican actualmente están el control de nidos en el invierno (para reducir la población), uso de repelentes derivados de fitoalexinas vegetales; emisión de sonidos; técnicas de disuasión visual y el uso de aves rapaces.

Comentarios


Contenido Relacionado