Made in Lobo

Gonzalo Constanzo, confeso hincha del club, consiguió el título número 39 para Pacífico luego de una sequía de 5 años.

En su primera experiencia como director técnico, de primera división, Gonzalo Constanzo se dió el gusto de debutar con un campeonato debajo del brazo.

Tímido, pero de ideas firmes, de vos tenue pero que llega lejos. Gonzalo Constanzo pudo transmitirle a un grupo de jugadores, que venían golpeados por un torneo lleno de fracasos deportivos, que cuando se trabaja a consciencia y en equipo se consiguen objetivos.

Empezó perdiendo el clásico con Andes pero no se amilanó porque en su cabeza siempre tuvo una idea fija, una filosofía de entender que en el fútbol termina ganando el que juega mejor.

“Es un sueño hecho realidad salir campeón con el club más grande de Alvear y del sur de Mendoza, aseguró el DT cuando le consultamos sobre las primeras sensaciones.

“La verdad que estoy muy agradecido a todos los jugadores, dirigentes, hinchas y especialmente a Amilcar Achetoni, una gran persona que me tocó conocer gracias al fútbol”, siguió.

Si bien han pasado pocas horas desde el triunfo por 2 a 1 ante Bowen, lo que significó una nueva estrella para Pacífico después de 5 años como para hacer un balance, Gonzalo lo hace pero de toda su vida cerca de la redonda.
“En el fútbol pasé por muchas cosas buenas como la que nos toca hoy, pero también algunas malas y por eso dejé de jugar de muy joven, pero siempre quise estar ligado a esto que es tan lindo como el fútbol”.

Constanzo dió sus primeros pasos en General Alvear de la mano de su padre, un gran formador de pibes, de ahí pasó a Renato Cesarini, cuna de jugadores donde conoció a Jorge Solari que lo marcó de por vida.

“Después de la gran experiencia que fue Renato Cesarini tuve la suerte de jugar en las inferiores de River Plate, Selección Sub 17 de Argentina y un paso por Europa.
Con 20 años volví a Pacífico de la mano de Julián Sánchez, un gran profesional que me marcó en mi última etapa de jugador, y salimos campeones en primera división”.
A la hora de recordar su paso por un campo de juego Gonzalo no se olvida de nadie.

“También jugué en Larroude de La Pampa, Andes, Argentino y 10 de septiembre pero la acumulación de lesiones me llevaron a dejar de jugar de muy joven. Con 21 años empecé a dirigir las selecciones alvearenses categorías 95´ y 96´ que viajamos a Buenos Aires a jugar con River, Arsenal, Tigre y Ferro. De esa camada salieron jugadores que hoy están jugando en primera como Facundo Vargas, Ariel Olguín, Martín Suanes, Lucas Alférez, entre otros”.

Sus experiencias más fuertes como formador de jugadores se dieron el año pasado en 10 de Septiembre y este año cuando empezó a coordinar el fútbol infantil del Sport Club Pacífico. En el medio logró algo muy importante con la Selección Sub 12 departamental que fue llegar a la final del mundialito de Arteaga en Santa Fe.

La dirigencia del Lobo pensó en él para sacarle el peso del fracaso anterior a los jugadores y no se equivocó.

Cuando le consultamos que había cambiado en la cabeza de un grupo de jugadores que un par de meses antes no habían clasificado para el torneo reducido a este presente campeón el flamante DT aseguró: “no tuvimos mucho tiempo de trabajo cuando empezamos, pero intentamos sacarles la responsabilidad y creo que el devolverle la confianza a un grupo hace que vuelvan las ganar de entrenar y de jugar al fútbol. Que todos tiremos para el mismo lado te da ventaja por sobre el resto.

Hoy estoy muy contento por la posibilidad que me han dado y por eso le pongo todas las ganas y cuando hacés lo que te gusta y le ponés compromiso el fútbol te termina premiando. Se vienen momentos importantes en la vida del club y yo voy dar lo mejor de mí en el lugar que me pidan”, concluyó.

Comentarios