Recuperación de la casa Salonia: un espacio para la cultura y el arte

Este sábado se vivió un momento emocionante e histórico, con la inauguración de Casa Salonia, patrimonio de todos los alvearenses que fue recuperado y reconvertido en un espacio para el desarrollo de la cultura y el arte.

El intendente Walther Marcolini, la familia Salonia, y especialmente Antonio F. Salonia quien, a sus 95 años, quiso participar en la recuperación de este espacio destinado a la cultura.

default

La cálida noche alvearense se vistió de gala para esta apertura, con la Orquesta Filarmónica de General Alvear dando la bienvenida a los presentes. Ingresar al remodelado edificio tras el corte de cinta, fue como transportarse a los tiempos en los que la familia Salonia aún ocupaba el lugar, un canillita vociferaba y daba la noticia de la inauguración de la Casa Salonia al tiempo que entregaba ejemplares del Diario “Nueva Época” que allí se imprimía, una bailarina llenaba de fantasía y sueños el lugar, junto a un mimo que daba la bienvenida y robaba sonrisas por doquier, desde los balcones, descendía la música de una flauta que invitaba a recorrer cada pasillo. Sin lugar a dudas fue una noche mágica.

El Jefe Comunal resaltó, durante su discurso, los cuatro pilares de desarrollo de esta gestión, que también está cumpliendo siete años, ellos son la Cultura, la Ciencia, la Tecnología y la Educación: “No hay progreso en los pueblos si no hay educación, cultura, ciencia y tecnología puesta a disposición del progreso material de los vecinos, destinada a mejorar la calidad de vida. Solo la educación y la cultura nos hará plenamente libres, allí es donde se relativiza totalmente el gobierno, y lo que es importante es el Estado. Estamos a un año de culminar nuestro gobierno, pero estamos dejando obras que son para todos los alvearenses y para todos los tiempos” manifestó, a la vez que hizo hincapié en obras de recuperación como la ex fábrica SPAT, donde hoy crece el Polo Científico-Educativo de Ugacoop, en la recuperación del Cine-Teatro Antonio Lafalla, en la recuperación de Bodega Faraón que hoy es un Monumento Histórico Nacional y en la recuperación de este emblemático espacio.

En cuanto a Casa Salonia, además de ser un punto clave de la política y la cultura departamental, el intendente expresó: “Es un día muy especial, esto es poner cultura al servicio de nuestra sociedad. Para mí, y todo mi equipo, es muy especial porque cumplimos siete años de gestión y de mucho trabajo, pero con logros. Siempre tuvimos una visión muy clara, con un objetivo que nunca abandonamos, tomamos la decisión de que la obra pública no se podía detener, y todo lo que está sucediendo esta noche, es gracias a esa decisión, de política fiscal, de que a pesar de la crisis aquí se trabajaba y se administraban recursos para que las obras se pudieran concretar. Estamos recuperando nuestra historia, nuestra identidad, nuestro orgullo y nuestra cultura, al servicio del desarrollo de General Alvear”.

Sin lugar a dudas, el momento más especial se vivió con la presencia de Antonio F. Salonia, hijo de don Francisco Salonia: “Tengo un trato especial desde hace muchos años con él. Es un señor mayor con una lucidez envidiable, él quería dar el discurso ya que esto le trae un gran número de remembranzas” concluyó el intendente Walther Marcolini, quien invitó a todos los alvearenses y a nuestros artistas a que la conozcan, se la apropien, y que desde la cultura, contribuyan al desarrollo de General Alvear: “No es casualidad que hayamos elegido esta fecha para inaugurar Casa Salonia, porque la democracia cada día se cimenta con instituciones seguras, cuando hay verdadera educación y cultura al servicio de un pueblo, y desde ahora, esa función viene a cumplir Casa Salonia”.

 Fueron los hijos de don Francisco Salonia, Antonio F, Henry y Josefina Ruth, quienes donaron en el año 1991 la casa familiar ubicada en Diagonal Carlos Pellegrini a la comunidad alvearense, para que se destine a fines culturales, donación que se materializó a través de la Ordenanza N° 1.554 del 5 de agosto de 1991. Es de destacar que, en 1993, la casa se convirtió en Monumento Histórico Provincial.

Pero fue recién durante la gestión de Walther Marcolini, que la remodelación comenzó a concretarse. Específicamente, se restauró completa la antigua casona, que posee 150m2 y se hizo una ampliación para un salón de usos múltiples de más de 100m2, sanitarios para damas, caballeros, personas con discapacidad y una pequeña oficina. Allí funcionará la Dirección de Cultura, además de talleres culturales, y un Salón de Usos Múltiples, es de destacar que ya está en funcionamiento la Librería Pública Gildo D`Arcuzzio, y en el SUM se exhiben las obras donadas por Drago Brajak a nuestro departamento, además en la oficina destinada a la Directora de Cultura, se conservó el piso original del histórico edificio.

Antonio F. Salonia, con 95 años, no quiso perderse esta noche inolvidable para nuestro departamento, y por eso junto a su familia estuvo presente, e incluso donó dos cuadros para que enriquezcan el patrimonio cultural del lugar: “Me parece importantísimo lo que se ha hecho, no alcanzan las palabras para agradecerle al intendente Walther Marcolini lo que ha hecho para recuperar esta casa, vale muchísimo. Estamos llenos de orgullo y esto lo posibilitó el intendente, por eso le doy un abrazo de gratitud por lo que realizó”. Antonio Salonia es una persona muy destacada de nuestro país, siendo funcionario de Frondizi, profesor de Castellano y Literatura, trabajó en el Ministerio de Educación de la Nación, luego fue ganador de una beca del CONICET, lo que le posibilitó viajar a Roma a continuar sus estudios y conocer escuelas muy modernas que lo llevó a crear la Nueva Escuela Argentina 2000, y además fue Ministro de Cultura y Educación de la Nación entre los años 1989-1992.

 Fue en sus años como Ministro, que la familia Salonia decide donar esta casona al Municipio de General Alvear: “Lo más lógico y lo más justo era que la casa perteneciera al departamento y ser destinada para horizontes y fines culturales para el pueblo de General Alvear. Con orgullo somos argentinos, mendocinos y alvearenses” dijo Antonio Salonia.

 

 

Comentarios