Acosado por el escándalo, renunció el titular de Vialidad

Oscar Sandes presentó su dimisión a partir del 1 de agosto. Dice que ya había arreglado su retiro al inicio de la gestión de Rodolfo Suárez.

En medio del escándalo por fraude en Vialidad Provincial, el administrador General del organismo Oscar Sandes, presentó su renuncia ante el gobernador Rodolfo Suárez. El funcionario dejará el cargo el 1 de agosto, momento en el cual reiniciará los trámites de jubilación que tenía suspendidos desde el 2015.

Si bien durante estas semanas hubo rumores de su salida una vez se conoció el fallo del Tribunal de Cuentas (dividido) mediante el cual le formularon un cargo (devolución del dinero sin respaldo documental del gasto) por $3 millones, Sandes indicó al Diario Los Andes que durante el arranque de la gestión de Suárez “había arreglado el retiro para mitad de año. Hace tiempo que tenía tomada la decisión”, comentó. La misma versión esgrimieron fuentes del Gobierno, que indicaron que “le pidieron que se quedara unos meses, para facilitar la transición”.

El funcionario se defendió de las denuncias del peronismo, criticó el fallo del Tribunal de Cuentas, y aseguró que fue él mismo quien formuló la denuncia pertinente para que se investigara posible fraude en las cuentas públicas. En dicha denuncia apuntó contra Corina Gallardo, ex gerenta de Recursos Humanos a quien le pidió la renuncia (hoy en la Municipalidad de Godoy Cruz con un cargo de planta); Juana Miriam Nancy Herrera, tesorera de la entidad y Jaime Obrador, jefe de Mesa de Revisión, ya fallecido.

“Yo denuncié que hubo gente que realizó fraude con una de las ‘cajas chicas’ de Vialidad entre 2018 y 2019. Cuando lo descubrimos fui a la Fiscalía y denuncié. Combatí la corrupción desde que llegué al cargo”, añadió.

No obstante, insistió que su salida de la actividad pública no tiene nada que ver con la investigación de la Justicia y que no lo “desgastó” este tema: “Me quería jubilar hace tiempo. Cumplí, trabajé, e hice las cosas bien. Es momento de descansar y estar con la familia”, acotó.

Sandes también criticó al peronismo, que en conferencia de prensa –en conjunto con partidos también opositores como Protectora y el Partido Intransigente- de esta semana exigió su renuncia, al indicar que “son chicanas y mentiras”, y que lo que se deba resolver, se hará en la Justicia.

Pero además consideró que el fallo del Tribunal de Cuentas tuvo “intencionalidades políticas” y lo tildó de “parcializado”. Dicho dictamen tuvo un fallo dividido, con tres votos a favor de responsabilizar a Sandes y dos para exculparlo de las sanciones.

En este sentido, los vinculados al radicalismo (el presidente Néstor Parés y la vocal Liliana Muñoz de Lázzaro) lo hicieron en contra de esos cargos aduciendo que Corina Gallardo, ex jefa de Recursos Humanos, y a quien Sandes le pidió la renuncia, asumió que falsificó su firma para hacerse de fondos de dicha “caja chica” de Vialidad, en la cual se investiga un desfalco de aproximadamente $10 millones.

En tanto, los vocales vinculados con el peronismo (Mario Angelini, Héctor Caputto y Ricardo Pettignano) votaron a favor de responsabilizar a Sandes, al indicar que al margen de la falsificación de las firmas, “es responsable también el que por pasividad no ejercitó los controles necesarios como aquel que tiene a su cargo las funciones directivas de alto rango con competencia para organizar la actividad económica financiera de una entidad”.

También agregaron que “debió tener conocimiento y control permanente de los gastos y reposiciones del fondo aquí cuestionado”.

De este caso, lo que se conoció en la investigación del Tribunal fue que en principio algunos de los funcionarios acusados por Sandes utilizaron dinero para el pago de vacaciones en la costa argentina, pagos de combustible, hospedaje, comidas e incluso chocolates, con la falsificación de su firma.

Mientras tanto, Sandes se alejará a sus 71 años de la actividad pública: “La lucha la voy a terminar en la Justicia”.

Fuente: Diario Los Andes

Comentarios


Contenido Relacionado