De Santa Rosa salió la primera embajadora de la ganadería

La joven de 23 años es profesora de nivel primario y presentó un proyecto social denominado “había una vez”. Será por siempre recordada como la primera embajadora de la Fiesta Nacional de la ganadería, tras sacar el término reinas a las representantes de año a año.

Desde el año 1991, la Fiesta Nacional de la Ganadería se distingue por no coronar a sus soberanas basándose únicamente en estándares de belleza.

Las reinas de la ganadería supieron desde el primer día qué es lo que representaban, además de conocer sobre folclore, geografía, costumbres y hasta economía entre muchos otros ítems. Este fin de semana ese ciclo llegó a su fin, la Fiesta dejó de coronar a una “reina” y Karen Cornejo, de La Paz, entregó la última corona que usará una joven en nombre del evento dando paso a una nueva era, la de la Embajadora Nacional de la Ganadería.

En 2019 semejante compromiso le fue conferido, elección por jurado mediante, a Daiana López, que a sus 23 años es profesora de enseñanza primaria y presentó un proyecto social denominado “había una vez” para desarrollar en su querido Santa Rosa.

“Estoy muy sorprendida, no tuve mucho tiempo para prepararme pero me quedaba sin dormir para estudiar” contó emocionada. Asimismo, admitió que pasó muchos nervios al presentar examen frente al jurado, pero que se sintió conforme con la situación.

Daiana tiene además un ejemplo cercano en su mismo departamento, ya que la ex soberana 2017, Anabel González, fue designada embajadora honoraria también el año pasado, una práctica que se viene aplicando desde la última década a las jóvenes que dejaban una fuerte impronta durante su reinado.

Ahora será Daiana la responsable de difundir a los cuatro vientos los valores de la fiesta máxima de General Alvear, pero sobre todo de un enorme sector productivo que se verá reflejado en su representación.

El detalle inesperado

Algo que sorprendió notoriamente al público y que se dio a conocer recién después del resultado de la elección, es que por una condición médica crónica, Daiana es hipoacúsica, lo que no le provocó ningún tipo de inconvenientes para destacar por sobre cualquiera de sus compañeras.

Sin distinciones, sin ventajas ni desventajas para nadie. Daiana demostró a todo el mundo que con el esfuerzo adecuado, no hay fronteras posibles.

Comentarios