Puntos claves para considerar a la hora de renovar el alquiler

Una vez que finaliza el contrato, si inquilinos y propietarios deciden continuar, llega el momento de renovar el alquiler. En este punto, muchos inquilinos sin experiencia en renovación no saben qué esperar ni cómo proceder.

Al principio, puede parecer una tarea complicada puesto que es importante tener en cuenta numerosas y muy importantes variables. Sin embargo, si conocemos todas las aristas del proceso, no tendremos problemas para renovar.

Para eso, en esta nota, repasamos los puntos claves más importantes para tener en cuenta a la hora de renovar un alquiler.

Considerar los gastos de renovación

La renovación de un contrato de alquiler implica diversos gastos que es importante considerar antes de comenzar el proceso. De esta manera, podremos anticiparnos y ahorrar el dinero o optar por otras alternativas como, por ejemplo, solicitar un adelanto de sueldo.

Entre los diversos gastos que incluye la renovación del alquiler, se encuentra, por ejemplo, la comisión inmobiliaria, salvo en la Ciudad de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro, donde se hacen cargo los propietarios. Además, es importante contemplar la actualización del depósito de garantía, que deberá equivaler a un mes de alquiler.

Negociar con tiempo

Para renovar un alquiler, es necesario un acuerdo de las dos partes. Por esta razón, la nueva ley de alquileres establece que se debe comenzar las negociaciones con tres meses de anticipación.

La negociación con tiempo nos permite organizarnos y poder llegar al mes de finalización con una idea clara de nuestro futuro. En caso de renovar, llegaremos más preparados, sabiendo los montos de alquiler y gastos necesarios para abonarlos sin problemas.

Garantizar que se respete el tiempo del contrato

Otra de las modificaciones importantes de la nueva ley de alquileres es que se alargó el tiempo del contrato. Antes, los acuerdos duraban dos años como máximo, ahora, se estableció que el mínimo es tres años.

Este contrato más largo nos permitirá una mayor estabilidad y una reducción importante de gastos de mudanza y renovación del contrato. Además, podemos rescindir el contrato en cualquier momento, pagando como multa un mes y medio de alquiler durante el primer año y un mes durante el segundo y tercero.

Revisar los aumentos anuales

Antes, los aumentos del monto de alquiler eran semestrales de manera aleatoria, según las expectativas de inflación. Sin embargo, la nueva ley establece que los aumentos pasan a ser anuales y deberán basarse en un indicador que publicará el Banco Central.

De esta manera, el contrato no debe preestablecer cuánto se pagará cada seis meses, sino que esa suma se calculará a medida que pasen los doce meses correspondientes.

Otros puntos importantes

  • El propietario debe hacerse cargo de las reparaciones y mantenimiento, salvo que sean consecuencia del mal uso.
  • Los inquilinos solo deben pagar los gastos habituales, las expensas extraordinarias quedan a cargo del propietario.
  • Las comisiones inmobiliarias deben fijarse sobre el primer año de contrato.
  • Es importante exigir la factura para deducir el monto de ganancias y hacer valer nuestros derechos como inquilino.

renovar alquiler

Comentarios


Contenido Relacionado