Suarez será el nuevo Gobernador de Mendoza

El gobernador electo Rodolfo Suarez y el actual mandatario Alfredo Cornejo celebraron en el búnker de Cambia Mendoza el contundente triunfo en las elecciones provinciales del domingo. Destacaron las virtudes del equipo oficialista y lanzaron duras críticas al peronismo nacional y provincial.

A las 21:30 subió al escenario montado en el Hotel Aconcagua la fórmula victoriosa compuesta por Rodolfo Suarez y Mario Abed, flamantes gobernador y vicegobernador, y lo hicieron acompañados por Cornejo.

«Gracias a todos los mendocinos y mendocinas por este contundente apoyo que es un apoyo a los buenos gobiernos, es un apoyo al buen gobierno de Alfredo Cornejo, es un apoyo a la recuperación del Estado, a la buena prestación de servicios, a la administración sana. Es una apoyo a un enorme equipo de intendentes que han hecho bien las cosas y que han sido reconocidos por sus vecinos», manifestó el intendente de Capital que esta noche dio el salto a la Gobernación.

Asimismo destacó que Argentina necesita más de los mendocinos «porque somos honestos». «Pero no somos honestos solo porque no robamos y no somos corruptos, somos honestos porque decimos la verdad, en la campaña y cuando gobernamos», manifestó.

Elogió a Cornejo diciendo que «Alfredo nos deja una vara muy alta» y que «por eso nosotros decimos que a un buen gobierno le tiene que seguir otro buen gobierno, y esa es la única manera de que las cosas ocurran».

«Acá no nos gusta el populismo, el populismo es malo, es bueno gobernar con austeridad», disparó finalmente Suarez ante un repleto Hotel Aconcagua, que contó con las visitas nacionales del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y del diputado nacional y candidato a senador de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau.

Por su parte, Cornejo destacó que «quisimos tener una agenda propiamente provincial para que evaluaran los mendocinos qué gobierno quieren tener. La verdad que el resultado ha sido muy satisfactorio para nuestro frente Cambia Mendoza».

Asimismo resaltó que «la diferencia va a rondar entre los 15, 16 o 17 puntos» cuando en Mendoza la ventaja entre ganador y segundo nunca superaba los 6 o 7 puntos. «Es un clarísimo gesto de continuidad de gestión, de satisfacción con lo que se ha hecho», añadió.

Por otra parte hizo hincapié en que «el triunfo por holgado que haya sido nos da fuerza, mucho ánimo, mucho orgullo, lo sentimos como un espaldarazo enorme pero también como una obligación de poder administrar mejor Mendoza para lo que viene».

Además aprovechó para lanzar duras críticas al peronismo diciendo que «los panqueques están a la vuelta de la esquina diciendo una cosa y haciendo otra. Diciendo en privado cosas que luego no pueden sostener en público. Nuestro equipo lo que dice en privado lo dice en público y creo que eso revaloriza la democracia que viene».

«Digo esto porque dijimos que era una elección provincial con una agenda provincial, lo dijimos antes de la campaña, durante y lo diremos mañana. Pero se intentó nacionalizarla todo el tiempo y esa nacionalización fue en mi criterio con infinidades de mentiras, que no se merece la ciudadanía de Mendoza que los traten como estúpidos, mintiéndoles y prometiéndoles cosas gratis», expresó Cornejo.

Comentarios