Violencia de Género en Mendoza: 11 femicidios y 3052 pedidos de ayuda

La periodista Florencia Rodríguez elaboró para el Diario SITIO ANDINO un informe con estadísticas de loa casos de femicidio y el pedido de ayuda de las víctimas.

El miércoles 27 de diciembre, Roberto Luis Audano, de 70 años, fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de su esposa, Concepción Arregui (59). Fue el primer femicidio que sacudió a Mendoza en este 2018 que llega a su fin superando la cantidad de muertes de mujeres en manos de sus ex o actuales parejas registrada en el 2017 (fueron 7). Además, 3052 víctimas de violencia de género pidieron asesoramiento y se abrió el refugio más grande de la provincia, ubicado en Las Heras.

Ya en mayo de este año, la doctora Stella Spezia, a cargo de la Oficina de la Mujer del Poder Judicial, anunciaba que, acorde a las estadísticas oficiales, había aumentado un 10% la cantidad de intervenciones por casos de violencia doméstica y la cifra siguió creciendo a lo largo de estos meses. Tunuyán y San Martín fueron las comunas donde se registró la mayor cantidad de situaciones de este tipo.

La misma oficina indicó que este año se recibieron más denuncias por violencia de género- más de 2150- que en el 2017 cuando se registraron 2084. El pico más alto había sido en el 2015, con 2732 legajos. Además, el año pasado, la provincia figuraba como una de las que menos casos de femicidios tuvo en el país- fueron 6- mientras que en este 2018 se registraron 11, con un caso aún en investigación- el de Karen Sposato (23)- a la espera de los resultados que confirmen o descarten esa carátula.

Silvina Anfuso, titular de la Dirección de Género de Mendoza, realizó un balance de este 2018 en materia de violencia de género y adelantó los ejes de campaña que trabajarán en el 2019. «Este año se logró regularizar la carga de las fichas de Registro Único de Casos (RUC), que venía con una carga muy irregular y se ha logrado estabilizarlo, los municipios cargan sus datos. Así, pudimos determinar que desde enero hasta el 25 de noviembre del 2018, se recibieron 3052 pedidos de asesoramiento de mujeres que han sido víctimas de violencia de género en toda la provincia», explicó.

Y profundizó: «Estos son pedidos de acompañamiento social, legal, refugio. Son mujeres que han solicitado servicios sociales o legales, como patrocinios jurídicos gratuitos. Las acompañamos, no incidimos directamente sobre lo judicial pero sí asesoramos y ayudamos en todo lo que podemos».

Otro aspecto que destacó Anfuso fue el avance en la independencia económica. Antes, no existían recursos específicos en las áreas de la mujer de los municipios para ayudar a las víctimas de violencia a desvincularse de su agresor. No obstante, a partir de una resolución del 2016, esto comenzó a cambiar y se sigue fortaleciendo.

«Este año también firmamos un convenio con el Colegio de Abogados para crear definitivamente el cuerpo de patrocinio jurídico gratuito para mujeres en situación de violencia. Además, tenemos dispositivos grupales compuestos por psicólogas y asistentes sociales y lo que no es menor, la apertura de refugios que tampoco existían. Hoy tenemos 11 hogares, uno de una fundación con la que colaboramos económicamente, otro que logramos construir y es el primer refugio estatal provincial y el de Las Heras, el más grande. Los municipios están abriendo mini hogares y están en todo el territorio, en Godoy Cruz, Santa Rosa, Guaymallén, San Rafael, General Alvear, Tunuyán, San Carlos, son pequeños lugares de alojamiento provisorio pero funcionan con este objetivo», detalló Anfuso.

Profundizar en el 2019

La directora de género de la provincia indicó que trabajarán en cuatro ejes fundamentales en el 2019 con el objetivo de reforzar la tarea de erradicar la violencia contra las mujeres con diferentes campañas.

«El año que viene pondremos en marcha Comunidad Activa, un nuevo programa para reforzar el trabajo comunitario en zonas más alejadas. Es para poder detectar a tiempo y que haya fácil acceso a las herramientas de abordaje comunitario frente a la violencia y/o discriminación al colectivo LGTBIQ+», manifestó Anfuso.

Y sumó: «También estaremos profundizando el programa de abordaje al agresor conjuntamente con Salud Mental. Es necesario interpelar al varón, no sólo asistir a las víctimas y avanzaremos con fuerza en la necesidad de desnaturalizar el acoso callejero. Por eso, vamos a trabajar con una campaña junto con la Secretaría de Transporte, con un protocolo de actuación, y así tendrá gran visibilización en las calles».

Otro proyecto que pondrá en marcha la Dirección de Género será brindar capacitaciones y certificaciones a aquellas empresas o instituciones que quieran adherir al plan de erradicación de violencia contra la mujer y sumar en equidad.

«Se trata de una guía de buenas prácticas con capacitaciones en las que mostramos protocolos que pueden ir adecuando, revisamos las prácticas cotidianas y realizamos recomendaciones. La idea es dar una certificación una vez que haya culminado ese proceso y que hayan instrumentado alguna de las medidas sugeridas», concluyó la funcionaria.

Comentarios