Quieren días de arresto para los que organicen juntadas de amigos en sus hogares

Así a partir de las 00 del jueves las juntadas con amigos quedan totalmente prohibidas en Mendoza. No así las juntadas familiares que funcionarán como antes pero solamente los días sábados, domingos y feriados.

Uno de los anuncios del gobernador Rodolfo Suarez en la conferencia de prensa en la que se informó la marcha atrás de algunas medidas de flexibilización, fue la presentación de un proyecto de ley para modificar el código contravencional provincial, en pos de endurecer las sanciones a quienes violen la prohibición de realizar reuniones entre amigos en domicilios particulares.

El primer mandatario puso el foco en los «irresponsables» que no respetaron las medidas de prevención y los protocolos sanitarios. En ese sentido ejemplificó con el ya tristemente célebre caso 98, que generó un cimbronazo en el control y contención de casos positivos de Covid-19. «La actitud irresponsable de algunos, pone en jaque a 2 millones de mendocinos y mendocinas», lamentó.

La propuesta que el Ejecutivo enviará a la Legislatura establece que aquellos/as propietarios/as de los domicilios donde se realicen reuniones «clandestinas» podrán ser sujeto de una arresto de 15 a 30 días, además de la sanción económica ya establecida para estos casos.

Para cumplir con la medida, el gobernador instó a la ciudadanía a «denunciar y utilizar los medios disponibles cuando adviertan una situación de incumplimiento, para que la policía pueda proceder».

Diputados y senadores discutirán el proyecto de endurecimiento de penas

Respecto a lo ocurrido en Maipú, donde se llevó a cabo una fiesta clandestina cuando incluso no estaban permitidos los encuentros sociales -de la que participaron más de 20 personas y se extendió por varias horas-, Suarez fue categórico: «Me indigna y no puede volver a ocurrir».

Incluso brindó algunos detalles que se desprendieron de la investigación sobre el nexo epidemiológico del caso 98: «Nos cuesta generar información porque se miente, pero sabemos que fueron más de 20 personas, que luego se juntaron con sus amigos a tomar cerveza del pico. Todo los casos positivos de los últimos días han tenido conexión con la fiesta», manifestó. Y agregó que por el hecho hay varios imputados.

Hizo hincapié en que la suspensión de las reuniones entre amigos/as responde a que el Gobierno «no tiene registro de quiénes concurren, a diferencia de lo que ocurre en bares y restaurantes, donde sí sabemos quién estuvo y facilita el seguimiento».

El proyecto de modificación del Código Contravencional para endurecer penas será enviado a la Legislatura en las próximas horas, para que pueda ser tratado en comisiones y luego votado en ambas cámaras.

Fuente: Sitio Andino

Comentarios


Contenido Relacionado